lunes, 30 de noviembre de 2009

Send in the Clowns Lyrics

Isn't it rich?
Are we a pair?
Me here at last on the ground,
You in mid-air.
Send in the clowns.

Isn't it bliss?
Don't you approve?
One who keeps tearing around,
One who can't move.
Where are the clowns?
Send in the clowns.

Just when I'd stopped opening doors,
Finally knowing the one that I wanted was yours,
Making my entrance again with my usual flair,
Sure of my lines,
No one is there.


Don't you love farce?
My fault I fear.
I thought that you'd want what I want.
Sorry, my dear.
But where are the clowns?
Quick, send in the clowns.
Don't bother, they're here.

Isn't it rich?
Isn't it queer,
Losing my timing this late
In my career?
And where are the clowns?
There ought to be clowns.
Well, maybe next year.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Sobre todo el periódico
La misma canción
Uno escribe siempre la misma canción
sobre un niño con cara de viejo
que se atreve a volar bajo el cielo marrón,
que agoniza detrás del espejo.

Uno canta siempre la misma canción
otra noche en el bar de la esquina,
cerca de la estación donde duerme un vagón
cuando el tiempo amenaza rutina.

Uno sueña siempre la misma canción,
abanico de fuego en la nieve,
cuando el sol envejece al caer el telón
y es tan tarde la vida y tan breve.

Uno empieza siempre la misma canción
con los mismos acordes gandules,
con el mismo trabajo y la misma obsesión,
con andrajos de velos de tules.

Uno inventa siempre la misma canción
del poeta borracho y su musa,
del teclado mellado del acordeón,
del pecado mortal sin excusa.

Uno rumia siempre la misma canción
como un perro ladrando a la luna,
con la misma trompeta y el mismo trombón
de mariachi que estuvo en la tuna.

Uno acaba nunca la misma canción
sobre un viejo con alma de niño
que no pierde ocasión de afinar
su cajón de psicópata barbilampiño.

Joaquín Sabina

viernes, 20 de noviembre de 2009

Kiko Veneno

ECHO DE MENOS


Echo de menos
la cama revuelta
ese zumo de naranja
y las revistas abiertas.
En el espejo
ya no encuentro tu mirada
ni besos en la ducha
ni pelos, ni nada.

Entre nosotros
un muro de metacrilato
no nos deja olernos
ni manosearnos.

Y por las noches
todo es cambio de postura
encuentro telarañas
por las costuras.

Lo mismo te echo de menos, lo mismo
que antes te echaba de más...
Si tú no te das cuenta de lo lo que vale
el mundo es una tontería,
si vas dejando que se escape
lo que más querías.

Echo de menos
el crujir de tus tostadas
sentir por el pasillo
tu gato que araña.

En mi camisa
llevo tu aroma preso
y el rojo de tus labios
por el cuello.

Entre nosotros











VOLANDO VOY


Volando voy,
volando vengo.
Por el camino
yo me entretengo.
Enamorao de la vida
aunque a veces duela
si tengo frío
busco candela.

Señoras y señores
sepan ustedes,
que la flor de la noche
es pa' quien la merece.

Enamorao de la vida
aunque a veces duela
yo no sé quién soy
ni lo pretendiera.

Porque a mi me va mucho
la marcha tropical,
y los cariños
en la frontera, me van.

Miguel Ríos

SANTA LUCIA


A menudo me recuerdas a alguien,
tu sonrisa la imagino sin miedo.
Invadido por la ausencia
me devora la impaciencia,
me pregunto si algún día te veré.

Ya sé todo de tu vida y sin embargo
no conozco ni un detalle de ti.
El teléfono es muy frío,
tus llamadas son muy pocas.
Yo sí quiero conocerte y tú no a mí.
Por favor.

Dame una cita
vamos al parque,
entra en mi vida,
sin anunciarte.

Abre las puertas,
cierra los ojos,
vamos a vernos,
poquito a poco.

Dame tus manos,
siente las mías,
como dos ciegos,
Santa Lucía,
Santa Lucía, Santa Lucía.

A menudo me recuerdas a mí.
La primera vez pensé se ha equivocado,
la segunda vez no supe qué decir,
las demás me dabas miedo,
tanto loco que anda suelto
y ahora sé que no podría vivir sin ti.

Por favor...






EL BLUES DEL AUTOBUS


Cada día despierto
en distinta habitación
donde doy con mis huesos
cuando está saliendo el sol,
dormimos poco y mal
quemando la salud
para llegar al quinto infierno
donde cantaré de nuevo
¿qué estarás haciendo tú?
Cada dia un concierto
un ensayo una tensión
que controlo sabiendo
que es mi vida lo que doy,
no hay trampa ni cartón
soy como veis que soy
sé más por perro que por viejo
pero empiezo a echar de menos
un minuto entre tú y yo...

Vivo en la carretera
dentro de un autobús
vivo en la carretera
aparcado en un blues
vivo en la carretera
siempre miro hacia el sur
vivo en la carretera
el blues del autobús...

Extremoduro

LA VERERA DE LA PUERTA DE ATRAS


Si no fuera porque hice colocado
el camino de tu espera
me habría desconectado;
condenado
a mirarte desde fuera
y dejar que te tocara el sol.

Y si fuera
mi vida una escalera
me la he pasado entera
buscando el siguiente escalón,
convencido
que estás en el tejado
esperando a ver si llego yo.

Y dejar de lado la vereda de la puerta de atrás
por donde te vi marchar
como una regadera que la hierba hace que vuelva a brotar
y ahora es todo campo ya.

Sus soldados
son flores de madera
y mi ejército no tiene
bandera, es sólo un corazón
condenado
a vivir entre maleza
sembrando flores de algodón.

Si me espera
la muerte traicionera
y antes de repartirme
del todo, me veo en un cajón,
que me entierren
con la picha por fuera
pa que se la coma un ratón.

Y muere a todas horas gente dentro de mi televisor;
quiero oír alguna canción
que no hable de sandeces y que diga que no sobra el amor
y que empiece en sí y no en no.

Y dejar de lado la vereda de la puerta de atrás
por donde te vi marchar
como una regadera que la hierba hace que vuelva a brotar
y ahora es todo campo ya.

Dices que a veces no comprendes qué dice mi voz.
-¿Cómo quieres que esté dentro de tu ombligo?-
Si entre los dedos se me escapa volando una flor
y ella solita va marcando el camino.

Dices que a veces no comprendes qué dice mi voz
¿Cómo quieres que yo sepa lo que digo?
Si entre los dedos se me escapa volando una flor
y yo la dejo que me marque el camino.









STANDBY



Vive mirando una estrella
siempre en estado de espera.
Bebe a la noche ginebra
para encontrarse con ella.

Sueña con su calavera
y viene un perro y se la lleva,
y aleja las pesadillas
dejando en un agujero
unas flores amarillas
pa' acordarse de su pelo.

Sueña que sueña con ella
y si en el infierno le espera...
Quiero fundirme en tu fuego
como si fuese de cera.


Antes de hacer la maleta
y pasar la vida entre andenes,
deja entrar a los ratones
para tener quien le espere.

Sueña con su melena
y viene el viento y se la lleva,
y desde entonces su cabeza
sólo quiere alzar el vuelo,
y bebe rubia la cerveza
pa' acordarse de su pelo.

Sueña que sueña la estrella
siempre en estado de espera;
vuelve a coger la botella
y pasa las noches en vela,

...siempre en estado de espera.

Eros Ramazzoti

GRACIAS POR EXISTIR


¿Cómo comenzamos? yo no lo sé,
la historia que no tiene fin,
y como llegaste a ser la mujer,
que toda la vida pedí...
Contigo hace falta pasión
y un toque de poesía,
y sabiduría pues yo,
me alimento de tu fantasia...
¿Recuerdas el día que te canté?
fue un súbito escalofrío,
y por si no lo sabes te lo diré
yo nunca dejé de sentirlo.
Contigo hace falta valor,
si acaso un poco de maestría pues yo
trabajo con el corazón...
Cantarle al amor ya no bastará
eso es poco para mí
si quiero decirte que nunca habrá
cosa más linda que tú,
cosa mas bella que tu,
única como eres,
inmensa cuando quieres...
Gracias por existir.
Cómo comenzamos? yo no lo sé
la historia que no tiene fin,
que sella el misterio que no se fué
lo llevo aquí dentro de mí,
serán los recuerdos que no se irán,
serán las palabras...
Cantar con amor ya no bastará,
es poco para mí,
si quiero decirte que nunca habrá
cosa mas linda que tú,
cosa mas bella que tú,
única como eres,
inmensa cuando quieres...
Gracias por existir...












FUEGO EN EL FUEGO


Fuego en el fuego
Son tus ojos dentro de mí
Cuando te veo
Sé que entiendo todo de ti
Que es lo que quieres tú de mí
Qué es lo que buscas tú en mí
Dejas tu huella en mi corazón
Yo te siento así
Quiero morirme
En tus labios desfallecer
Quiero sentirte
Cuando tu pecho se va a encender
Como dos pequeños volcanes
Quiero sentirlos en mis manos
Donde tu instinto se une al mío
Encontrarnos allí

Y las almas se unirán
La noche es casi perfecta
Disfrutaremos la vida los dos
Porque estamos buscando amor
Y él lo espera

Es la emoción más directa que hay
Mas no será infinita porque
Somos fuego en el fuego y ya
Estamos quemándonos

Fuego en el fuego
Esta pasión la tuya y la mía
Es casi un juego ya
Mezcla de música y fantasía

Hace subir las emociones
Todas las sensaciones
Sube hasta el sol
y cae por tu piel
lo más dulce que hay

Y las almas se unirán
La noche es casi perfecta
Disfrutaremos la vida los dos
Porque estamos buscando amor
Y él no espera

Es la emoción más directa que hay
Más no será infinita porque
Somos fuego en el fuego y ya...
Estamos quemándonos

Abrazado a ti
Llenaré mi piel de tu calor latino
Yo te sentiré
Así, te sentiré

La historia es esta
La noche es casi perfecta así
Disfrutaremos la vida los dos
Somos fuego en el fuego y ya...
Estamos quemándonos

Somos fuego en el fuego hoy
Somos fuego en el fuego hoy.

Manolo Teba

SANGRE ESPAÑOLA C

uando no estás todo va mal,
cuando no estás no hay nada. C
uando tú estás me siento libre,
cuando tú estás es fácil ser ola en el mar.

Pasión gitana y sangre española
cuando estoy contigo a solas.
Pasión gitana y sangre española
y el mundo en una caracola.

Cuando no estás quiero llorar,
cuando no estás la pena mi corazón encadena.
Cuando tú estás no sé estar triste,
cuando tú estás tus lazos son mi libertad.

Pasión gitana... Cuando no estás pierdo el compás,
siento los celos que arañan mi pecho.
Cuando no estás quiero llorar y
sé que este amor ya no tiene remedio.

Pasión gitana...



LOCO POR VERTE

Tan cansado de esperarte
y tan ansioso de abrazarte,
como ayer y tan loco por tenerte,
tan febril, tan impaciente,como ayer.

Quiero amarnos tan a ciegas, sí,
besar tus manos,tocar tu boca,
sentir tu piel...

Revivir en nuestra cama
el dulce drama del cuerpo yéndose
tú eres agua y yo soy fuente
y fluyo con tu corriente,yéndome...

Quiero amarnos tan a ciegas,
sí besar tus manos,tocar tu boca,
sentir tu piel... Porque sin tí seré...
como el rio...no tendré nada mío...


Tu serás la ola que se pierde tan sola
malherido mi corazón ha perdido ya la razón
y es que si no vuelves más
siento que voy a volverme loco...
loco por verte... loco por verte.

Sólo sueño acariciarte como hierba rodearte...
hombre y mujer... con el mundo en la mirada
y mi cuerpo en tu alma derramándose
abrazarnos tan a ciegas,sí...
besar tus manos, tocar tu boca,
comer tu piel...

Porque sin tí seré... como el río...
no tendré nada mío...
tú serás la ola que se pierde tan sola
malherido mi corazón ha perdido ya la razón.

¡ Pobre río, no tendré nada mío ...!
pobre ola que se pierde tan sola,
malherido mi corazón ha perdido
ya la razón siento que no vuelves más
y pienso que voy a volverme loco...
loco por verte... loco por verte. ...
y perderme en tu cintura,recorrerte tan desnuda
(savia para mi sed)...
abrazarnos siempre a ciegas, sí... ¡
besar tus manos,beber tu boca, comer tu miel...!
Y si no vuelvo jamás a verte
y para siempre eternamente serás un río que se aleja del mío,
yo seré la ola que se quiebra tan sola
solos, tristes, sin porvenir y ya tan sólo poder sentir.
Pobre río no tendré nada mío,
pobre ola que se quiebra tan sola,
malherido tu corazón malherido mi corazón
pobre río que se aleja del mío pobre ola,
que se quiebra tan sola...

Juanés

CAMISA NEGRA



Tengo la camisa negra
hoy mi amor está de luto

Hoy tengo en el alma una pena
y es por culpa de tu embrujo

Hoy sé que tú ya no me quieres
y eso es lo que más me hiere
que tengo la camisa negra
y una pena que me duele
mal parece que solo me quedé
y fue pura todita tu mentira
que maldita mala suerte la mía
que aquel día te encontré

Por beber del veneno malevo de tu amor
yo quedé moribundo y lleno de dolor
respiré de ese humo amargo de tu adiós
y desde que tú te fuiste yo solo tengo ...

Tengo la camisa negra
porque negra tengo el alma
yo por ti perdí la calma
y casi pierdo hasta mi cama

Cama cama caman baby
te digo con disimulo
que tengo la camisa negra
y debajo tengo el difunto

Tengo la camisa negra
ya tu amor no me interesa
lo que ayer me supo a gloria
hoy me sabe a pura
miércoles por la tarde y tú que no llegas
ni siquiera muestras señas
y yo con la camisa negra
y tus maletas en la puerta.













A DIOS LE PIDO


Que mis ojos se despierten con la luz de tu mirada yo,
a dios le pido,
que mi madre no se muera y que mi padre me recuerde
a dios le pido,
que te quedes a mi lado y que mas nuncas te me vayas mi vida
a dios le pido
que mi alma no descanse cuando ya Marte se trate mi cielo
a dios le pido
por los dias que me quedan y los noches que aun no llegan yo
a dios le pido
por los hijos de mis hijos y los hijos de tus hijos
a dios le pido
que mi pueblo no derrame tanta sangre y se levante vigente
a dios le pido
que mi alma no descanse cuando ya Marte se trate mi cielo
a dios le pido
un segundo más de vida para darte y mi corazón entero entregarte
un segundo más de vida para darte y a tu lado para siempre quedarme un segundo más de vida yo
a Dios le pido


ESTRIBILLO
Que si me muero sea de amor
y si me enamoro sea de vos
que de tu voz este corazón
todos los dias a dios le pido
Que mis ojos se despierten con la luz de tu mirada yo
a dios le pido
que mi madre no se muera y que mi padre me recuerde
a dios le pido
que te quedes a mi lado y que más nunca te vayas mi vida
a dios le pido
que mi alma no descanse cuando ya marte se trate mi cielo
a dios le pido
un segundo mas de vida para darte
y mi corazón entero entregarte
un segundo más de vida para darte
y a tu lado para siempre quedarme
un segundo más de vida yo
a dios le pido

Tequila

Salí de casa con la sonrisa puesta
Hoy me he levantado contento de verdad
El sol en la mañana brilla en mi cara
Una brisa fresca me ayuda a despertar
Yo digo...

La ciudad parece mi amiga
Hoy es mi día y nadie me lo va a arruinar
Las chicas en la esquina ríen con picardía
Yo sé lo que quieren y se lo voy a dar

Yo digo, ¡salta!, salta conmigo
Digo, ¡salta!, salta conmigo
¡Salta!, salta conmigo

Voy por mi camino sin preocupación
Pasa la gente y me mira mal
Pero no me importa, a mí me da lo mismo
Hoy estoy alegre y tengo ganas de saltar

Yo digo, ¡salta!, salta conmigo
Digo, ¡salta!, salta conmigo
¡Salta!, salta conmigo

Yo digo, ¡salta!, salta conmigo
Digo, ¡salta!, salta conmigo
¡Salta!, salta conmigo.







Muy muy aburrido


Estoy aquí en mi casa muy muy aburrido
pasando como un tonto las horas sin sentido
estoy aquí en mi casa, tan aburrido
que ya no sé lo que hago ni tampoco lo que digo
lo que necesito es un trago, para poderme estabilizar



Te dije que a la una y ahora son las tres
te espero hace dos horas y bien lo sabés
que no me gusta esperar estar sentado
y pensar todos los días
lo que necesito es un trago,
para poderme estabilizar



Estoy aquí en mi casa muy aburrido
pasando como un tonto las horas sin sentido
estoy aquí en Madrid, tan aburrido
que recorro las calles sin rumbo ni sentido
lo que necesito es un trago,
para poderme estabilizar



Te dije que a la una y ahora son las tres
te espero hace dos horas y bien lo sabés
que no me gusta esperar estar sentado
y pensar todos los días
lo que necesito es un trago, para poderme estabilizar



Yo quiero un trago, quién me lo puede dejar??

Mojinos escozíos.

MI JEFE


Mi jefe no me deja respirar, Mi jefe no me deja ni tomar café,
Mi jefe es un Vikingo, es un becerro, es un cabrón,
Por eso le cantamos esta canción
QUEREMOS PAN, QUEREMOS VINO, QUEREMOS AL JEFE COLGAO DE UN PINO
Mi jefe no me deja ni fumar,
Mi jefe solo quiere verme trabajar,
Mi jefe es un Vikingo, es un becerro, es un cabrón,
Por eso le cantamos esta canción
QUEREMOS PAN, QUEREMOS VINO, QUEREMOS AL JEFE COLGAO DE UN PINO
Mi jefe solo me sabe gritar, mi jefe dice que me quiere despedir,
Mi jefe es un Vikingo, es un becerro, es un cabrón,
Por eso le cantamos esta canción
QUEREMOS PAN, QUEREMOS VINO, QUEREMOS AL JEFE COLGAO DE UN PINO
Ven, ven , quillo
ven,ven pa aca...
Mi jefe no me deja ni mear, mi jefe no me deja telefonear,
Mi jefe es un Vikingo, es un becerro, es un cabrón,
Por eso le cantamos esta canción









SEVILLANAS DEL BORRACHO

12000 pesetas me costó el jarrón
que mi mujer a la cabeza me tiró
Y es que llegué a las 4 la mañana
y allí estaba mi mujer me tiró
el jarrón y por poco me mata.
Y pa celebrar que estaba vivo
me fui hasta el bar y me bebí un cubata

Me fui, me bebí un cubata
y cuando llegué a mi casa allí estaba mi mujer
con los rulos y con la bata
y del guantazo que me endiñó
llegué hasta el bar
y me bebí otros dos cubatas

Dicen que Sevilla es mu bonita por la noche
que es el más bello de los lugares
Pero yo eso no lo sé porque a esas horas
siempre estoy en los bares

Recitado: (El Zipi, el niño de la mina
la vergüenza del flamenco
primer guitarrista que toca con los pies)

El 7 de julio me enterao, ole ahí, toma ya
que la Feria de Abril se ha terminao
Que la Feria de Abril se ha terminao
y yo que estaba esperando la prueba del alumbrao
Cuando llegue a mi casa mi mujer
fijo que se ha mosqueao.
Fijo que se ha mosqueao.

Que hay que ver como se pone
cada vez que llego contento
el dia que llegue borracho
me mete los ojos pa dentro

Dicen que Sevilla es mu bonita por la noche
que es el más bello de los lugares
Pero yo eso no lo se porque a esa hora
siempre estoy en los bares

En el coche me monté, ole ahí, toma ya
y que vivan los carnavales.
Y que vivan los carnavales,
que me creí que me paró una chirigota
y eran los municipales
que me pusieron un aparato en la boca.

Un aparato en la boca,
"6.5 esta muy bien. Está muy bien" dijo el agente
"Pues ya está que no se hable.
Me tomo otra copita y me pone un 7 que es un notable"

Dicen que Sevilla es mu bonita por la noche
que es el más bello de los lugares
Pero yo eso no lo se porque a esa hora
siempre estoy en los bares

Cuando tenga un niño
voy a llamarle Valentin,
Valentin igual que el whisky
Valentin igual que el whisky o
voy a llamarle Jose Bernardo pa decirle J.B
y que estudie pa camarero
y nos vamos a ir a vivir a Jerez
y nos vamos a ir a vivir a Jerez o
a Valdepeñas o a la Rioja
o nos vamos a ir a vivir a Sanlucar
Y si con el vino se cae el pelo,
pues me compro una peluca

interpretadas por Ana Belén

AMIGAS


Y me rodean
amigas altas, bajas, guapas y feas
resistentes pero desarmadas, buenas y malas
y algún que otro día sólo cansadas.

A toda prueba
viejas como la esfinge y nuevas, nuevas
les gusta ser tan altas como la luna; pero también
volverse pequeñitas como aceitunas.

Que transforman lo eterno en cotidiano
que conviven sin miedo con la muerte
que luchan cuerpo a cuerpo con la suerte hasta lograr
que coma dulcemente de sus manos.

Y me rodean
amigas ay, ay, amigas
dulce esperanza de la sed
amantes siemprevivas
dorado manantial de espigas
y me rodean
amigas ay, ay, amigas
diosas de agua y de la miel
valientes fugitivas del edén.

Lloras sin rabia
envejecen haciéndose más sabias
saben coger la vida por los cuernos, pero también
correr para no verse en el infierno.

Con su ternura
funden el corazón de la amargura
y como todos, quieren que las quieran más, que bien saben
tener la soledad de compañera.

Que transforman lo eterno en cotidiano
que conviven sin miedo con la muerte
que luchan cuerpo a cuerpo con la suerte hasta lograr
que coma dulcemente de sus manos.

Y me rodean
amigas ay, ay, amigas
dulce esperanza de la sed
amantes siemprevivas
dorado manantial de espigas
y me rodean
amigas ay, ay, amigas
diosas del agua y de la miel
valientes fugitivas del edén.

Amigas ay, ay, amigas.




















ESPAÑA CAMISA BLANCA


España camisa blanca de mi esperanza
reseca historia que nos abraza
con acercarse solo a mirarla,
paloma buscando cielos más estrellados
donde entendernos sin destrozarnos
donde sentarnos y conversar.

España camisa blanca de mi esperanza
la negra pena nos atenaza
la pena deja plomo en las alas
quisiera poner el hombro y pongo palabras
que casi siempre acaban en nada
cuando se enfrentan al ancho mar.

España camisa blanca de mi esperanza
aveces madre y siempre madrastra
navaja, barro, clavel, espada;
la muerte siempre presente nos acompaña
en nuestras cosas más cotidianas
y al fin nos hace a todos igual.

España camisa blanca de mi esperanza
de fuera o dentro, dulce o amarga
de olor a incienso de cal y caña
quién puso el desasosiego en nuestras entrañas
nos hizo libres pero sin alas
nos dejó el hambre y se llevó el pan.

España camisa blanca de mi esperanza
aquí me tienes, nadie me manda
quererte tanto me cuesta nada
nos haces siempre a tu imagen y semejanza
lo bueno y malo que hay en tu estampa
de peregrina a ningún lugar.

Christina (Rosenvigne) y los subterráneos

1000 PEDAZOS


400 golpes contra la pered
han sido bastantes para aprender
a encajar con gracia y caer de pie
esconderlo dentro y llorar después
Por eso cuando dijo que no me quería
apreté los dientes dije que me iría

1,000 pedazos
de mi corazón
volaron por toda la habitación

Se quedaros todos rotos por el suelo
uno fue a clavarse en su chaqueta de cuero
los cogí de prisa y me los guardé
por si hacían falta para otra vez
En medio de mi pecho quedó un agujero
por que no se viera puse mi sombrero

1,000 pedazos
de mi corazón
volaron por toda la habitación

Dejé sólo un trocito dentro de su bota
para que le duela si se va con otra.

1,000 pedazos
de mi corazón
volaron por toda la habitación
por toda la habitación
pot toda la habitación









TENGO UNA PISTOLA


27 años,
y todavía no comprendo
qué demonios hago
pasando frío en el infierno.

y soy buena chica
o por lo menos lo parece
porqué nadie me mira
cuando muerdo las paredes.
Tengo una pistola
por si un día todo falla
en vez de hacer la cola
poder saltar la valla.

Tengo una pistola
por si un día todo falla
pero no tengas miedo
ahora no está cargada.

Tu mamá no me invita
porque no soy lo que espera
una señorita
con el techo sin goteras.

y a mi no me importa
que me clave las espuelas
si no me soporta
yo no la soporto tampoco a ella.

Tengo una pistola
por si un día todo falla
en vez de hacer la cola
poder saltar la valla.

Tengo una pisotla
por si un día todo falla
apunto con cuidado
y no le doy a nada.

y a veces salgo a la calle
con la pistola en el bolsillo
pido whiskey solo
y me siento un poco Billy el niño. Tengo una pistola
por si un día todo falla
en vez de hacer la cola
poder saltar la valla.

Tengo una pistola
por si un día todo falla
hacer la guerra sola
tenerlo todo a raya.

Antonio Vega

DEJABA LLEVAR POR TI
Azul,
líneas en el mar,
que profundo y sin domar
acaricia una verdad.

Eh, tú, no lo pienses más,
o te largas de una vez
o no vuelves nunca hacia atrás.

Se dejaba llevar,
se dejaba llevar por ti,
no esperaba jamás
y no espera si no es por ti.

Nunca la oyes hablar,
sólo habla contigo y nadie más,
nada puede sufrir,
que él no sepa solucionar.

Temor, alcohol de quemar,
pon tus manos a volar
o en tus ojos el terror.

Azul, vuelve a reflejar
y fundido con el sol r
eina un sueño con sonido a mar.

Se dejaba llevar...



EL SITIO DE MI RECREO
Donde nos llevó la imaginación,
donde con los ojos cerrados
se divisan infinitos campos.

Donde se creó la primera luz
junto a la semilla de cielo azul
volveré a ese lugar donde nací.

De sol, espiga y deseo
son sus manos en mi pelo,
de nieve, huracán y abismos,
el sitio de mi recreo.

Viento que a su murmullo
parece hablar
mueve el mundo con gracia,
la ves bailar y con él,
el escenario de mi hogar.

Mar, bandeja de plata,
mar infernal es su temperamento natural,
poco o nada cuesta ser uno más.

De sol, espeiga y deseo...
Silencio, brisa y cordura
dan aliento a mi locura,
hay nieve, hay fuego, hay deseo,
ahí donde me recreo

Juan Luis Guerra III

Te regalo una rosa
Juan Luis Guerra
Te regalo una rosa
la encontré en el camino
no sé si está desnuda
o tiene un solo vestido
no, no lo sé

si la riega el verano
o se embriaga de olvido
si alguna vez fue amada
o tiene amor escondido

Ay, ayayay, amor
eres la rosa que me da calor
eres el sueño de mi soledad
un letargo de azul
un eclipse de mar, pero...

Ay, ayayay, amor
yo soy satélite y tú eres mi sol
un universo de agua mineral
un espacio de luz
que sólo llenas tú, ay amor

Ay, ayayay,
Ay, ayayay,

Te regalo mis manos
mis párpados caídos
el beso más profundo
el que se ahoga en un gemido, oh

Te regalo un otoño
un día entre Abril y Junio
un rayo de ilusiones
un corazón al desnudo

Ay, ayayay, amor
eres la rosa que me da calor
eres el sueño de mi soledad
un letargo de azul
un eclipse de mar, vida...

Ay, ayayay, amor
yo soy satélite y tú eres mi sol
un universo de agua mineral
un espacio de luz
que sólo llenas tú, ay amor

Ay, ayayay,
Ay, ayayay,















La Bilirrubina
Juan Luis Guerra
Oye, me dio una fiebre el otro día
Por causa de tu amor, cristiana
Que fui a parar a enfermería
Sin yo tener seguro 'e cama

Y me inyectaron suero de colores, hey
Y me sacaron la radiografía
Y me diagnosticaron mal de amores, uh
Al ver mi corazón como latía

Oye, y me trastearon hasta el alma
Con rayos X y cirugía
Y es que la ciencia no funciona
Sólo tus besos, vida mía

Ay negra, mira búscate un catéter, hey
E inyéctame tu amor como insulina
Y dame vitamina de cariño, ¡eh!
Que me ha subido la bilirrubina

Coro
Me sube la bilirrubina (¡ay! me sube la bilirrubina)
Cuando te miro y no me miras (¡ay! cuando te miro y no me miras)
Y no lo quita la aspirina (¡no! ni un suero con penicilina)
Es un amor que contamina (¡ay! me sube la bilirrubina)
(2x)

¡oye!...

Coro...




Ay negra, mira búscate un catéter, hey
E inyéctame tu amor como insulina
Vestido tengo el rostro de amarillo, ¡eh!
Y me ha subido la bilirrubina

Coro...





La Llave De Mi Corazón
Juan Luis Guerra

Yeah, yeah, yeah, yeah
Yo escuchaba el otro día una emisora radial
un psiquiatra, Doctor Louise
daba consejo matrimonial

Marqué el (305 594 1185)
three o' five, five ninety-four eleven eighty-five
"Hey doc, le llamo por una amiga que conocí en un web site
le pido que, me dé solución
pues tiene la llave de mi corazón"

Yeah, yeah, yeah, yeah
Yo soy de Ciudad Nueva y ella es
de San Pedro de Macorís, you know
tierra de peloteros, where Sammy Sosa lives

Le gusta beber jugo de papaya con anís
y narrar telenovelas, her love is blind as you can see

Le pido que, me dé solución
pues tiene la llave de mi corazón

Sólo quiero que me beses como besas tú.

You know I can't stop loving you, baby
I said mambo

Love me, yeah!
Love me, yeah!

Confirme su autoestima
make a point, you're on the air

Que usted quiere que haga yo
debo aprender español
y bailar con un pie
hasta que me dé su amor
o viajar un año luz
de Saturno a Nueva York
moving in, moving on, merengue, bachata y son, now

Yo pido que, me des solución
pues tienes la llave de mi corazón

Dance!
Dance!
yeah, yeah, yeah, yeah
Dance!

Que usted quiere que haga yo
Tocaré mi conga drums
y me haré un carnet
de poeta y trovador
Desempolvaré mi voz
cantaré 'la vie en rose'
Moving in, moving on
merengue, bachata y son, now

Yo pido que, mes de solución
pues tienes la llave de mi corazón

Sólo quiero que me beses como besas tú.

You know I can't stop loving you, baby

Le pido que, me dé solución
pues tiene la llave de mi corazón

You're so sweet, to me, yeah
You're so sweet
You're so sweet, to me, baby
You're so sweet, to me, baby
You're so sweet
yeah, yeah, yeah

Le pido que me dé solución
pues tiene la llave de mi corazón

Sweet to my heart
ehh baby now
Sweet to my heart
Sweet to my heart
Sweet to my heart
yeah yeah yeah yeah
Sweet to my heart
yeah baby

Te pido que, me des solución
tú tienes la llave de mi corazón








Si Saliera Petróleo
Juan Luis Guerra
Pobre de mi pueblo enano
Con la fe de un continente
Fuimos bien encomendados
Con un garrote en la frente

Pobre de nuestro legado
Que nos hace indiferentes
Tres millones de indigentes
Analfabetos y hermanos

¿quién nos comerá la gloria?
¿quién desatará el verano?
¿cuándo alzaremos la frente, quisqueyanos?

Pobre de mi pueblo enano
En contra de la corriente
Pero un pueblo de valientes
Nos salva sólo el trabajo

¡oye!

[improv.]

Si de aquí saliera petróleo
Como sale de Kuwait
Qué bendición, mi compai
Destilaría mi dolor
Para mojar mi ilusión

Si de aquí saliera petróleo
Pero sonaran techos y escuelas
Sin hambre ni enfermedad
Pero por más que te exprimo
Oh, mi panita, no sale na(da)

Si de aquí saliera petróleo
Pero que hubiera luz y esperanza
Sin visa para soñar
Pero es que la providencia
Ay, cuando no quiere, no da

Si de aquí saliera petróleo
Hipotecara el silencio
Para decir la verdad
Pero por más que te exprimo
Oye, mamacita, no sale ná

Mira qué cosa...

Sugerencias:

Y si aquí
En vez de cemento
Pa(ra) la construcción
Le hiciéramos un faro
A la educación

Y si aquí
Lucháramos juntos
Por la sociedad
Y habláramos menos
Resolviendo más

Resolviendo más
Pudiera cambiar

Borráramos el sucio
(y si aquí)
De la corrupción
Sembrando banderas
En el corazón

Y si aquí
Cantáramos patria
En cada rincón
Sería quisqueya
Un país mejor

¡pa(ra)-rriba esa bandera!
Un país mejor






La Hormiguita


Juan Luis Guerra


La conocí una tarde
con su guitarra cazaba boleros
tenía puesto un jean
y una rosita amarilla en el pelo
Qué vas a hacer, me preguntó, sonriendo
lo que tú quieras, respondí
fuimos al mar y mojamos los sueños
guiñé mis ojos y un delfín
pintó una ola rizada en su pecho

Luego reí y rompimos el hielo
y rompimos el hielo
nos mordimos los dedos
nos mordimos los dedos
como viola en un solo de chelo

Eres como una hormiguita
que me besa y me pica
que recorre mi espalda
y se acuesta en mi barba
a estudiar geografía

Eres como un trapecista
que atraviesa mi lengua
y tu circo de flores me carga y me suelta
perdiendo la cuenta
perdiendo la cuenta

Y tuve ganas de llorar
pero tan sólo en mi ojo derecho
ella hablaba de la luna y de Chopin
y yo tocaba el Preludio de un beso

Luego reí y rompimos el hielo
y rompimos el hielo
nos mordimos los dedos
nos mordimos los dedos
como viola en un solo de chelo

Eres como una hormiguita
que me besa y me pica
que recorre mi espalda
y se acuesta en mi barba
a estudiar geografía

Eres como un trapecista
que atraviesa mi lengua
y tu circo de flores me carga y me suelta
perdiendo la cuenta
perdiendo la cuenta

ía...

besos















Las Avispas


Juan Luis Guerra
Tengo un Dios admirable en los cielos
y el amor de su Espíritu Santo
por su gracia yo soy hombre nuevo
y de gozo se llena mi canto

De su imagen yo soy un reflejo
que me lleva por siempre en victoria
y me ha hecho cabeza y no cola
en mi Cristo yo todo lo puedo

REFRÃO
Jesús me dijo, que me riera
Si el enemigo me tienta en la carrera
Y también me dijo, no te mortifiques
Que yo le envio mis avispas pa'que lo piquen
es verdá

Tengo un Dios admirable en los cielos
que me libra de mal y temores
es mi roca y mi gran fortaleza
y me colma con sus bendiciones

Mi Señor siempre me hace justicia
me defiende de los opresores
no me deja ni me desampara
pues mi Dios es Señor de señores

REFRÃO

- Coro -
Jesús me dijo (JLG: Ya lo ves) que me riera
si el enemigo me tienta en la carrera
y tambien me dijo no te mortifiques (JLG: tu lo ves)
que yo le envio mis avispas pa' que lo piquen, es verdá (JLG ojoooyeee!)

JLG: uuuuuujuu! avispa !

- Coro 2 -
Pa' que lo piquen (JLG: en la cara ves)
pa' que lo piquen (JLG: y en los pies)
que yo le envio mis avispas pa' que lo piquen (JLG: lo piquen otra vez)

Pa' que lo piquen (JLG: en la carretera)
pa' que lo piquen (JLG: y en medio'e la acera)
que yo le envio mis avispas pa' que lo piquen (JLG: si !)

- Coro 3 -
Lo piquen, lo piquen, lo piquen y lo piquen.
(JLG: que lo piquen en el dedo ma' chiquito pa' que afinque)

Lo piquen, lo piquen, lo piquen y lo piquen.
(JLG: que lo piquen en la cola pa'que salte como un Lince)

Lo piquen, lo piquen, lo piquen y lo piquen.
(JLG: se, io do dere po de do deve ro )

Lo piquen, lo piquen, lo piquen y lo piquen.
(JLG: que lo piquen en la cara pa'que no me mortifique)
(JLG:...SI!)
(JLG: SERO RO RERO RO DEVE VORÓ)
(JLG: PA! PA! PA!)


- Coro 4 -
Lo piquen, lo piquen, lo piquen y lo piquen.
(JLG: que lo piquen en los huesos pa'que salte pa'que brinque)

Lo piquen, lo piquen, lo piquen y lo piquen.
(JLG: donde quiera que se meta yo quisiera que lo pique)

Lo piquen, lo piquen, lo piquen y lo piquen.
(JLG: se, io do dere po de do deve ro )

Lo piquen, lo piquen, lo piquen y lo piquen.
(JLG: que lo piquen en la cara pa'que no me mortifique)

- Estribillo -
Jesús me dijo ...

Coro

Jesús me dijo (JLG: Ya lo ves) que me riera (JLG se rie)
si el enemigo me tienta en la carrera
y tambien me dijo no te mortifiques
que yo le envio mis avispas pa' que lo piquen (JLG: oyeee!)

JLG: uuuuuujuu!





Solo Tengo Ojos Para Ti


Juan Luis Guerra
Sólo tengo ojos para tí
no te das cuenta, no lo has notado
Y te quiero más de lo que hoy puedo decir
Sólo tengo ojos para tí

Sólo busco el tiempo para tí
vaya manía de estar a tu lado
y lo eterno cabe, en tu minuto enamorado
Sólo tengo ojos para tí

Te veré como siempre en el rincón
donde guardo el corazón y tan sólo vives tú
y aunque el mar pierda una orilla
y el comienzo su partida
sólo tendré ojos para tí.

Sólo tengo ojos para tí
no de das cuenta, no lo has notado
Y te quiero más de lo que hoy puedo decir
Sólo tengo ojos para tí

Te veré como siempre en el rincón
donde guardo el corazón y tan sólo vives tú
y aunque el mar pierda una orilla
y el comienzo su partida
sólo tendré ojos para tí.

Sólo tengo ojos para tí
Sólo tengo ojos para tí





Bachata Rosa
Juan Luis Guerra
Te regalo una rosa
La encontré en el camino
No sé si está desnuda
O tiene un solo vestido
No, no lo sé

Si la riega el verano
O se embriaga de olvido
Si alguna vez fue amada
O tiene amores escondidos

Refrão

Ay, ayayay, amor
Eres la rosa que me da calor
Eres el sueño de mi soledad
Un letargo de azul
Un eclipse de mar, pero...
Ay, ayayay, amor

Yo soy satélite y tú eres mi sol
Un universo de agua mineral
Un espacio de luz
Que sólo llenas tú, ay amor

Ayayayay...

Te regalo mis manos
Mis párpados caídos
El beso más profundo
El que se ahoga en un gemido, oh

Te regalo un otoño
Un día entre abril y junio
Un rayo de ilusiones
Un corazón al desnudo






Burbujas de amor
Juan Luis Guerra
Tengo un corazón,
Mutilado de esperanza y de razón-
Tengo un corazón
Que madruga adonde quiera
¡ayayayay!

Y ese corazón
Se desnuda de impaciencia ante tu voz.
Pobre corazón,
Que no atrapa su cordura

Coro:
Quisiera ser un pez
Para tocar mi nariz en tu pecera
Y hacer burbujas de amor
Por donde quiera
¡oh! pasar la noche en vela
Mojado en ti.
Un pez
Para bordar de corales tu cintura
Y hacer siluetas de amor
Bajo la luna
¡oh! saciar esta locura
Mojado en ti


(canta corazón
Con un ancla imprescindible de ilusión.
Sueña corazón
No te nubles de amargura
¡ayayayay!

Y este corazón
Se desnuda de impaciencia ante tu voz.
Pobre corazón
Que no atrapa su cordura

Coro...

Una noche
Para hundirnos hasta el fin.
Cara a cara, beso a beso
Y vivir por siempre
Mojado en tí.

Quisiera ser un pez
Para tocar mi nariz
En tu pecera
Y hacer burbujas de amor
Por donde quiera
¡oh! pasar la noche en vela
Mojado en ti.
Un pez
Para bordar de cayenas tu cintura
Y hacer siluetas de amor
Bajo la luna
¡oh! saciar esta locura
Mojado en ti.

(para tocar mi nariz
En tu pecera
Y hacer burbujas de amor
Por donde quiera)
¡oh! pasar la noche en vela
Mojado en ti.
Un pez
(para bordar de cayenas tu cintura
Y hacer siluetas de amor
Bajo la luna)
¡oh! vaciar esta locura
Mojado en ti.




Te regalo una rosa
Juan Luis Guerra
Te regalo una rosa
la encontré en el camino
no sé si está desnuda
o tiene un solo vestido
no, no lo sé

si la riega el verano
o se embriaga de olvido
si alguna vez fue amada
o tiene amor escondido

Ay, ayayay, amor
eres la rosa que me da calor
eres el sueño de mi soledad
un letargo de azul
un eclipse de mar, pero...

Ay, ayayay, amor
yo soy satélite y tú eres mi sol
un universo de agua mineral
un espacio de luz
que sólo llenas tú, ay amor

Ay, ayayay,
Ay, ayayay,

Te regalo mis manos
mis párpados caídos
el beso más profundo
el que se ahoga en un gemido, oh

Te regalo un otoño
un día entre Abril y Junio
un rayo de ilusiones
un corazón al desnudo

Ay, ayayay, amor
eres la rosa que me da calor
eres el sueño de mi soledad
un letargo de azul
un eclipse de mar, vida...

Ay, ayayay, amor
yo soy satélite y tú eres mi sol
un universo de agua mineral
un espacio de luz
que sólo llenas tú, ay amor

Ay, ayayay,
Ay, ayayay,










Ojalá que llueva caféJuan Luis Guerra
Ojalá que llueva café en el campo
que caiga un aguacero de yuca y té
del cielo una jarina de queso blanco
y al sur una montaña de berro y miel
oh, oh, oh-oh-oh, ojalá que llueva café

Ojalá que llueva café en el campo
peinar un alto cerro (d)e trigo y mapuey
bajar por la colina de arroz graneado
y continuar el arado con tu querer
oh, oh, oh-oh-oh...

Ojalá el otoño en vez de hojas secas
vista mi cosecha e pitisalé
sembrar una llanura de batata y fresas
ojalá que llueva café

Pa(ra) que en el conuco no se sufra tanto, ay ombe
ojalá que llueva café en el campo
pa que en Villa Vásquez oigan este canto
ojalá que llueva café en el campo
ojalá que llueva, ojalá que llueva, ay ombe
ojalá que llueva café en el campo
ojalá que llueva café

Oh....

Ojalá que llueva café en el campo
sembrar un alto cerro e trigo y mapuey
bajar por la colina de arroz graneado
y continuar el arado con tu querer
oh, oh, oh-oh-oh...

Ojalá el otoño en vez de hojas secas
vista mi cosecha e pitisalé
sembrar una llanura de batata y fresas
ojalá que llueva café

Pa que en el conuco no se sufra tanto, oye
ojalá que llueva café en el campo
pa que en Los Montones oigan este canto
ojalá que llueva café en el campo
ojalá que llueva, ojalá que llueva, ay ombe
ojalá que llueva café en el campo
ojalá que llueva café

Pa que to(dos) los niños canten en el campo
ojalá que llueva café en el campo
pa que en La Romana oigan este canto
ojalá que llueva café en el campo
ay, ojalá que llueva, ojalá que llueva, ay ombe
ojalá que llueva café en el campo
ojalá que llueva café...





Un Calipso de Un Solo Pueblo de Venezuela. compuesto hace algunos años y el Callao es un pueblo minero en el Sur de Venezuela, debido a su aislamiento mantiene caracteristicas únicas del Calipso adoptado y traido por mineros de la isla Trinidad hace muchos años


Woman Del Callao
Juan Luis Guerra
Oh, woman
Loving you is like feeling the pleasure in my blood

Tiene mucho haunt
Tiene mucho tempo
Y tiene mucho down
Woman de (e)l callao

Tiene mucho haunt
Tiene mucho tempo
Y tiene mucho down
Woman del callao

Y quisiera vivir con ella junto a (e)l callao
Y bailar calypso en la arena tomando sol
Y soñar sin tiempo ni pena
Dancing in this paradise
Everytime, ayayayay...

Tiene mucho haunt
(oh, a la la la...)
Tiene mucho tempo
Y tiene mucho down
Woman del callao, del callao

Estas cosas too lovely man
Down go to el callao
All the woman dancing calypso into their blood
And to put up we like to live and
Dancing in this paradise
Everytime, ayayayay

Tiene mucho haunt
(oh, a la la la...)
Tiene mucho tempo
Y tiene mucho down
Woman del callao, del callao

Ay, ayayay....

Y quisiera vivir con ella junto al callao
Y bailar calypso en la arena tomando sol
Y soñar sin tiempo ni pena
Dancing in this paradise
Everytime, ayayayay

Tiene mucho haunt
(oh, a la la la...)
Tiene mucho tempo
Y tiene mucho down
Woman del callao, del callao

Tiene mucho haunt
Mucho tempo
Woman pa-quí, woman pa-llá
Woman de la(d)o, apambichao

Tiene mucho haunt
Tiene mucho tempo
Eh, que tiene mucho down
Woman del callao, del callao

Tiene mucho haunt
Tiene mucho tempo
Que a venezuela le canto
Su woman del callao

[improv.]

Si ever no te quere i watchin' you
My woman, woman del callao










Reina Mía
Juan Luis Guerra
Ay, ay, ayayay
Si yo fuera un peje
Nadando cruzara el agua
Y un collar te diera
Con besos de arena y algas

Ay, ay, ayayay
Si yo fuera un ave
Mi vida, volara al cielo
Buscaría arco iris
Pa(ra) hacer una trenza en tu pelo

Y te diera el verde
Prestado de llano
Y la cordillera de mi mano
Y un racimo (d)e nubes
Bajo los cristales
Y el rocío que moja mis rosales

¡eh! uh, uh...

Ay, ay, ayayay
Si tú fueras pino
Que naciera en matorrales
En la noche oscura
De estrellas te hiciera un traje

Ay, ay, ayayay
Si fueras cocuyo
Que vive a la vera (d)el río
Yo sería la luna
Que prendiera tu cariño

Y tu cuerpo frágil
Vistiera de flores
Y serías el sueño de mis amores
Y un jardín de espumas
Colgaría en tu cuello
Y serías la reina de mi reino

Y te diera flores, vida mía
Pa vestir tu cuerpo, noche y día
Y un collar de arenas, reina mía
Que adorne tu cuello, noche y día
Y te diera amores, vida mía
Para estar contigo, noche y día
Y la luz más clara, vida mía
Reina de mi reino, noche y día
¡oh, oye!

















Cancioncita de amor
Juan Luis Guerra
Ay amor, este corazón nunca se cansa
de quererte, dia y noche
ay amor, tierno como un soplo de verano
no se dobla, ni se rompe

pasaran los meses y los años
pasaran los cielos y el cantor
pasara la tierra con su agenda de sol
pero nunca pasara este amor

ay amor, este corazon solo se hidrata
con los besos de tu boca
ay amor, y no pide nada solo amarte
a su tiempo, y a deshora

pasaran los siglos y los mares
pasara el gemido de la flor
pasara el mas sabio de los hombres, lo se
pero nunca pasara este amor

que tu no sabes que yo
te canto todas las mañanas
una cancioncita al oido
te arropo y cierro la ventana
para que tu no sientas frio
celebro todas las mañanas
el despertar de tus cabellos
tu risa es la piel de mi alma
y tus ojitos mis luceros

ay amor, una eternidad no es suficiente
cuando el tiempo se enamora

pasaran las leyes las teorias
pasara el profeta y su clamor
pasara la luna con su escote de luz
pero nunca pasara este amor

que tu no sabes que yo
te canto todas las mañanas
una cancioncita al oido
te arropo y cierro la ventana
para que tu no sientas frio
celebro todas las mañanas
el despertar de tus cabellos
tu risa es la piel de mi alma
y tus ojitos mis luceros

Te canto todas las mañanas
una cancioncita de amor

( y oro, y oro, y oro )
( y oro, y oro, y oro )
( y oro, y oro, y oro )

(Tú no sabes que yo
te canto cada mañana)
mi cancioncita temprano
(Tú no sabes que yo, tú no sabes que yo)

(Que tú no sabes que yo
te canto cada mañana)
te arropo, te beso
y hasta cierro la ventana
(Que tú no sabes que yo, tú no sabes que yo)

(Tú no sabes que yo
te canto cada mañana)
Pasarán las historias de mi pasado, oye
pero éste amor nunca pasa
(Que tú no sabes que yo, tú no sabes que yo)

y con tus besos se trata, ojooye !
(Que tú no sabes que yo
te canto cada mañana
Tú no sabes que yo)




El costo de la vida
Juan Luis Guerra


El costo (d)e la vida sube otra vez
el peso que baja, ya ni se ve
y las habichuelas no se pue(de)n comer
ni una libra de arroz, ni una cuarta e café
a nadie le importa qué piensa usted
será porque aquí no hablamos inglés

Ah, ah es verdad
do you understand? Do you, do you?

Y la gasolina sube otra vez
el peso que baja, ya ni se ve
y la democracia no puede crecer
si la corrupción juega ajedrez
a nadie le importa qué piensa usted
será porque aquí no hablamos francés

Ah, ah vous parlez?
ah, ah non, Monsieur

¡Eh!...

Somos un agujero
en medio del mar y el cielo
quinientos años después
una raza encendida
negra, blanca y taína
¿pero quién descubrió a quién?

Ay, el costo e la vida
eh, ya ves, pa(ra) arriba tú ves
y el peso que baja
eh, ya ves, pobre ni se ve
y la medicina
eh, ya ves, camina al revés
aquí no se cura
eh, ya ves, ni un callo en el pie

Ay, ki-iki-iki
eh, ya ves, ay ki-iki-é
y ahora el desempleo
eh, ya ves, me mordió también
a nadie le importa, no
eh, ya ves, pues no hablamos inglés
ni a la Mitsubishi
eh, ya ves, ni a la Chevrolet

La corrupción pa-arriba
eh, ya ves, pa-rriba tú ves
y el peso que baja
eh, ya ves, pobre ni se ve
y la delincuencia
eh, ya ves, me pilló esta vez
aquí no se cura
eh, ya ves, ni un callo en el pie

Ay, ki-iki-iki
eh, ya ves, ay ki-iki-é
y ahora el desempleo
eh, ya ves, me mordió también
a nadie le importa, no
eh, ya ves, pues no hablamos inglés
ni a la Mitsubishi
eh, ya ves, ni a la Chevrolet

¡Oye!

[Improv.]

La recesión pa-rriba
eh, ya ves, pa-rriba tú ves
y el peso que baja
eh, ya ves, pobre ni se ve
y la medicina
eh, ya ves, camina al revés
aquí no se cura
eh, ya ves, ni un callo en el pie

Ay, ki-iki-iki
eh, ya ves, ay ki-iki-é
y ahora el desempleo
eh, ya ves, me mordió también
a nadie le importa, no
eh, ya ves, pues no hablamos inglés
ni a la Mitsubishi
eh, ya ves, ni a la Chevrolet




25 Horas Al Dia
Juan Luis Guerra
24 horas.. ya no son sufiicientes para amarte..

25 horas al dia.. vida mia..
8 dias a la semana si te da la gana..
25 horas al dia.. vida mia..
8 dias a la semana si te da la gana..

ya no se como decirtelo querida,
pa' que sepas que eres la única en mi vida..
se que el amor te ha fallado en el pasado..
pero te aseguro que ahora es de verdad.

dame la oportunidad de quererte una vez..
dejame ensenarte como se conjuga el verbo amar..
eres todo para mi y no te quiero perder
¿es que tu no vez? me vas a enloquecer.

25 horas al dia vida mia
8 dias a la semana si te da la gana
25 horas al dia vida mia
8 dias a la semana si te da la gana.

un fracaso en esta vida...
no te puede hacer perder
eres todo lo que un hombre busca en una mujer
tu puedes confiar en mi
y de nuevo florecer
para que tus ojos paren de llover


25 horas al dia vida mia
8 dias a la semana si te da la gana
25 horas al dia vida mia
8 dias a la semana si te da la gana.

dame al oportunidad de quererte una vez..
dejame ensenarte como se conjuga el verbo amar..
eres todo para mi y no te quiero perder
esque tu no vez me vas a enloquecer.

25 horas al dia vida mia
8 dias a la semana si te da la gana
25 horas al dia vida mia
8 dias a la semana si te da la gana.

tú sabes quien eh
Ah te lo digo?

ser dueño de tu amor
esclavo de tu ser
vamo' a tener una nina linda como usted
yo se que tú me quieres ..
no me hagas suplicar
todo mi corazón yo te voy a dar

25 horas al dia vida mia
8 dias a la semana si te da la gana
25 horas al dia vida mia
8 dias a la semana si te da la gana.

con proyecto uno..
vuelaa..
yo se que te gusta, te gusta.. ah..!












BUSCANDO VISA PARA UN SUEÑO


Eran las cinco de la mañana
un seminarista, un obrero
con mil papeles de solvencia
que no les dan para ser sinceros
Eran las siete e la mañana
y uno por uno al matadero
pues cada cual tiene su precio
buscando visa para un sueño

(Bairorá, laralá...)

El sol quemándoles la entraña, ¡uf!
un formulario de consuelo
con una foto dos por cuatro
que se derrite en el silencio

Eran las nueve e la mañana
Santo Domingo, ocho de Enero
con la paciencia que se acaba
pues ya no hay visa para un sueño

¡Oh! oh...

Buscando visa para un sueño
buscando visa para un sueño

Buscando visa de cemento y cal
y en el asfalto quién me va a encontrar

Buscando visa para un sueño (¡oh!)
buscando visa para un sueño

Buscando visa, la razón de ser
buscando visa para no volver

Buscando visa para un sueño (¡oh!)
buscando visa para un sueño

Buscando visa, la necesidad
buscando visa, qué rabia me da
buscando visa, golpe de poder
buscando visa, qué mas puedo hacer

Buscando visa, para naufragar
buscando visa, carne de la mar
buscando visa, la razón de ser
buscando visa, para no volver.

Juan Luis Guerra II

Si tú te vas
(Juan Luis Guerra)
Si tú te vas
mi corazón se morirá
si tú te vas...


Eres vida mía
todo lo que tengo
el mar que me baña
la luz que me guía
eres la morada que habito
y si tú te vas
ya no me queda nada
si tú te vas


Eres la montaña
que busca mi cuerpo
el río en la noche
primavera e invierno
eres lo que sueño despierto
y si tú te vas
ya no me queda nada
si tú te vas


Si tú te vas
mi corazón se morirá
si tú te vas...


Eres vida mía
el trigo que siembro
todo lo que pienso
mi voz, mi alegría
eres lo que añoro y anhelo
si tú te vas
ya no me queda nada
si tú te vas


Eres vida mía
todo mi alimento
la historia que rima
si estás en mis versos
eres la cobija, mi aliento
y si tú te vas
ya no me queda nada, ¡ay no!


Si tú te vas
mi corazón se morirá
si tú te vas...


[Improv.]


No sé la vida mía, cambia todo
el sol no me calienta, ni modo
el día me parece más oscuro
(si tú te vas...)





Elena
(Juan Luis Guerra)

Elena decidió
vender su cuerpo en una noche fría
(ay, sí, sí, oh..)
ninguna mente dio
y así fue hecha mujer, ¿quién lo diría?


Ella hizo del amor
el tiempo que se pierde cada día
más tarde se cansó
Elena decidió vender su vida, oh


Elena se fugó
vía Caracas a Nueva York
en un furgón de un barco que salía, uh
Elena lo logró
ahora vive en el Bronx
con un judío de una factoría, ¡oh!


Elena, Elena
si te va bien escribe, Elena...


Ella se la buscó
en medio de la calle, en oficina
Elena recorrió
todo Manhattan con su pie de arcilla


Su mente ella olvidó
sus ojos dejaba en cualquier vitrina
allá en la 102
Elena consiguió lo que quería


Nunca se imaginó
que aquí en los Nuevas Yorks
por entregar un sobre pagarían, uh
tampoco imaginó
por qué tanto temor
ella nunca oyó hablar de cocaína, ¡oh!


Elena, Elena
si te va bien escribe, Elena (uh, uh, Elena...)


¡Uh, Elena!


Y Elena así empezó
un juego del que nunca se saldría
ninguna mente dio
pues su televisor se compraría, uh


Un paño se amarró
dejó el pudor tirado en una silla
mas nunca imaginó
que a casa ya jamás regresaría


Y un día de calor
en la ciudad de Nueva York
fue asesinada Elena en un tranvía, oh
el cielo se nubló
y nadie recogió
el sobre que en su pecho ella traía, ¡oh!


Elena, Elena
si te va bien escribe, Elena (uh, uh, Elena...)


¡Elena!


Oh, oh...






Santiago en coche

(Letra adaptada: Maridalia Hernández. Música: A. Alvarez)

La primera vez que yo fui a Santiago
nunca olvidaré lo que allí gozamos
desde que llegué se me hizo de noche
y me fui a pasear por Santiago
montado en un coche


La Restauración, me dijo el cochero
es la calle que nos conduce al cielo
debemos subir hacia el Monumento
para contemplar desde arriba
todo el firmamento


Vueltas por aquí, tú ves
vueltas para allá, papá
después que subí no quise bajar


Pero decidí terminar la noche
dándole una vuelta a Santiago
montado en un coche


(¡Escucha, cochero...!)


Quiero ir a Santiago de noche
a pasear por el parque en un coche


Por la Calle del Sol yo seguí bajando
y al parque llegué casi galopando
pero me asombré de lo que veía
un cuadro de Yoryi Morel todo parecía


Coches por aquí
coches para allá
el padre cantaba en la catedral


Yo quiero volver una de estas noches
a pasear contigo en Santiago
montado en un coche
yo quiero volver una de estas noches
con 440 a Santiago
montado en un coche


¡Oh!


Quiero ir a Santiago de noche
a pasear por el parque en un coche



[Improv.]

Oye, yo quiero ir a Santiago
de los Treinta Caballeros
pasearme por to(do)s sus barrios
por La Joya y Pueblo Nuevo


Mira, en la calle Independencia
vive mi tía Margarita
es una doña gordita
que le llamo la reina del carnaval


Yo quiero ir a Santiago
(montando en coche)
Manuelo búsqueme un coche
pa(ra) yo pasear por Santiago
(montando en coche)


Me voy pa(ra) Báder de bonche
(montando en coche)
pasarme toda la noche
(montando en coche)


[Parlando]


--Ey, señores vengan a ver el fracatán de gente
que hay aquí en este parque montando en coche...


--¡Oh! pero miren: Chilote Llenas, Diloné


--¡Víctor Víctor, señores!


--¡Humberto!

--¡Tony Peña, Vickiana!


--Ulises, el Padre Hilario


--¿Pero tú sabes lo grande que es ésto?

--[**]


--¡La Rubia, Clara y Leo!


--¡Adiós, ay Andrés!




--------------------------------------------------------------------------------

[**] Aquí canta una estrofa (indescifrable) el verdadero Padre Hilario.

Dame

(Letra: 440. Música: Michael Jackson y Quincy Jones)
(Quiero darte más de mi vida
más de mi cuerpo...) ¡uh!


Dame de tu vida más
dame lo que quieras dar
dame, no quiero perder
el calor de tu cariño
para renacer, uh...


(Por)que yo te quiero tanto
sin ti mi vida es llanto...


Dame (oh, dame) de tu boca más
dame lo que quieras dar
dame la oportunidad
déjame sentir tu cuerpo
hasta madrugar, uh...


(Por)que yo te quiero tanto
sin ti mi vida es llanto...


Dame de tu vida más
dame lo que quieras dar
dame lo que hay en ti
quiero que me quieras, negro
quiero mas de ti, uh...


(Por)que yo te quiero tanto
sin ti mi vida es llanto...


[Improv. "Scat"]


Por eso ahora
(J.A. Rodríguez / Slills / Lala )


Saliendo de El Conde
un día la vi
vestida de rojo
como maniquí
su cuerpo era el centro
de toda atención
de toda la calle
de todo varón


De pronto, uh, se oyó la voz
de un tipo, uh, que la llamó
qué pena (uh) que no era él
se siente solo
solo...


Saliendo de El Conde
un día lo vi
vestido de blanco
como maniquí
mi cuerpo vibraba
lleno de emoción
porque él me miraba
con mucho furor


De pronto, uh, se oyó la voz
de un tipo, uh, que la llamó
qué pena (uh) que no era él
se siente sola
sola...


Por eso ahora
ya yo no volveré a querer...


Me senté en el parque
ay, a pensar en ti
en aquellos días
en que fui feliz
había una pareja
qué barbaridad
riendo contenta
y yo en soledad


De pronto, uh, la sensación
de frío, uh, en su corazón
huyó la (uh) que pudo ser
ahora está solo
solo...


Me senté en el parque
a pensar en ti
era la mañana
de un día de Abril
había una pareja
hablando de amor
y el la coqueteaba
como picaflor


De pronto, uh, la sensación
de frío, uh, en su corazón
huyó lo (uh) que pudo ser
ahora está sola
sola...


Por eso ahora
ya yo no volveré a querer...


[Improv.]


Oh, yo no sé lo que me pasa a mí
pero yo me siento solo, uh...

Oh, yo no sé lo que me pasa a mí
pero yo me siento sola
(menos mal, mamita; ¡uh!)


Por eso ahora...


Dame un chance mamá
que tú eres la luz de mis días...


Ella dice
(Juan Luis Guerra)

Ella dice que en sus sueños
aparezco antes que todo
antes de cerrar los ojos
o dar gracias a la vida, qué suerte


El me dice que en sus sueños
soy rocío que se esconde
como la primera noche
como el día que despierta y se duerme


El me dice que me quiere, ella dice que me quiere
porque sin mi amor se muere
¡oh, cielo!
gracias a la vida por tenerte


El me dice que me quiere, ella dice que me quiere
porque sin mi amor se muere
¡oh, cielo!
lo mejor ha sido conocerte


Ella dice que sus besos
sólo llegan a mi boca
que mi risa le provoca
y su amor como una vela se enciende


El me dice que su cuerpo
va rodando por mi cuerpo
que se cuelga entre mi pecho
que alimenta la ansiedad de tenerle


El me dice que me quiere, ella dice que me quiere
porque sin mi amor se muere
¡oh, cielo!
lo mejor ha sido conocerte


El me dice que me quiere, ella dice que me quiere
porque sin mi amor se muere
¡oh, cielo!
gracias a la vida por tenerte...


Ella dice que en sus sueños
aparezco antes que todo
antes de cerrar los ojos
o dar gracias a la vida, qué suerte


El me dice que su cuerpo
va rodando por mi cuerpo
que se cuelga entre mi pecho
que alimenta la ansiedad de tenerle


El me dice que me quiere, ella dice que me quiere
porque sin mi amor se muere
¡oh, cielo!
gracias a la vida por tenerte


El me dice que me quiere, ella dice que me quiere
porque sin mi amor se muere
¡oh, cielo!
lo mejor ha sido conocerte


[Improv.]


Yo vivo enamorado



(Letra adaptada: Maridalia Hernández. Música: Camarón de La Isla / Paco de Lucía)
Vivo enamora(d)o y para mí tus besos
son como la fuente de mi pensamiento


Yo por tan sólo tus besos
me perdí entre tu vida
me bebí tu veneno
yo te he besa(d)o en mis sueños
por tenerte en mi alma
yo te sigo queriendo


Te quiero, mi bien, te quiero
sin tu cariño yo soy prisionera
te quiero, mi bien, te quiero
sin tu cariño yo soy prisionero


¿Cómo me hago contigo?
porque ya yo no puedo vivir sin tu cariño


Vivo enamorao y para mí tus besos
son como la fuente de mi pensamiento


Yo le pedí a tu recuerdo
me dejara tranquila
y se llevara este miedo
ay, yo conversé con el cielo
le pedí una sonrisa
y me ha devuelto silencio


Te quiero, mi bien, te quiero
sin tu cariño yo soy prisionera
te quiero, mi bien, te quiero
sin tu cariño yo soy prisionero


¡Maldito sea el destino!
porque ya no me deja vivir sin tu cariño


(Este chavalillo de mi alma me ha besao...)


Vivo enamorao y para mí tus besos
son como la fuente de mi pensamiento


[Improv.]


(Vivo enamorao)
para mí tú eres todo lo que tengo
la ternura de mi pensamiento
oh, yo vivo enamorá(da)
de tu boca, de todo tu cuerpo



Réquiem sobre el Jaragua
(Juan Luis Guerra)
Le die(ro)n dinamita
un Martes en la tarde
se pasa(ro)n el día
pegando los cables


Le dién dinamita
con pico de calle
por más que le dieron
Jaragua no cae


Le dién dinamita
to(do) el pueblo lo sabe
la luna reía
los buenos no caen


Le dién dinamita
lo dije, compadre
por más que le dieron
Jaragua no cae


(¡Nada más falta que nos tumben la luna, viejo...!)


[Improv.]


Le dién dinamita
tó el pueblo lo sabe
por más que le dieron
Jaragua no cae

Le dién dinamita
con pico de calle
por más que le dieron
Jaragua no cae


Le dién dinamita
el pueblo lo sabe
le dién dinamita
Gustavo lo sabe
por más que le dieron
Jaragua no cae


Le dién dinamita
con pico de calle
por más que le dieron
Jaragua no cae


[Rafael Colón:] Luna sobre El Jaragua...




--------------------------------------------------------------------------------

Juan Luis Guerra

Feliciana
(Dominio Público)


Oye Feliciana
no seas tan celosa
porque a ti te quiero
sobre to(d)as las cosas
Feliciana, no seas tan celosa
porque a ti te quiero
sobre toas las cosas


Yo he tenido amores
que han dado la talla
como tú ninguna
linda Feliciana


Déjame vivir
Feliciana
déjame soñar
Feliciana
no seas tan celosa
Feliciana
déjame bailar
Feliciana


[Improv.]


Oye Feliciana, no...
linda Feliciana, no...


Soplando
(Juan Luis Guerra)
Toma tu saxo, afínalo
cuando esté listo dame escala en Do
no importa si es soprano
alto o tenor
sóplalo a tiempo, cierra los ojos
siéntelo en el corazón


Mide las notas al frasear
todo depende qué vas a tocar
no olvides practicarlas con digitación
trata de hacerlo con mucho ritmo
y cuida de la afinación


Tú vas a oír
como suena un solo de Tavito
como se vibran las notas a su alrededor
como arpegio en Fa mayor
Fa, La, Do, Mi, Sol


Tú vas a oír
como pasa de un acorde a otro
como rearmoniza sin cambiar de posición
todo lo vas a aprender con dedicación


Toma tu saxo, afínalo
cuando esté listo dame escala en Do
no importa si es soprano
alto o tenor
sóplalo a tiempo, cierra los ojos
siéntelo en el corazón
y empieza a improvisar


[Improv.]

Sopla, Tavito...


Carnaval
(M. Troncoso)
La vida es como un baile de máscaras
donde cada quien lleva antifaz
pretendiendo engañar
sabiendo bien que la hora les llegará
de tener que quitarse el disfraz
y encarar la verdad


Alguien querrá que la fiesta no acabe jamás
porque nunca han tenido el valor de confesar
yo también fui un payaso de carnaval
que pensó de mentiras vivir
hasta el final


Pero al reír
no hacía más que llorar


Juana Mecho
(Dominio Público)
Juana Mecho
que tú me tienes impuesto
(Juana Mecho
tú me tienes impuesto, negra)
a darme un beso
cuando me acuesto


La quiero y la quiero
y quién me lo quita
(la quiero y la quiero
y quién lo quita, mamá)
yo me la llevé
desde muchachita


[Improv.]


Jardinera
(Derechos reservados)

Ven, jardinera...


Jardinera, tú que estás tan triste
dime qué fue lo que te pasó


Fue la gardenia que se perdió
dio dos suspiros y se murió


Ven, jardinera
ven mi amor
porque no es triste
que todo ya se pasó
tú eres mucho más bonita
que la flor que se murió


Ven, jardinera
ven mi amor
y aunque no es triste
que todo ya se pasó
tú eres mucho más bonita
que la flor que se murió


[Improv.]


Sambomba
(Manuel Tejada. J.A. Rodríguez)
Allá en la fiesta (d)e Carlo Mármol el de Ponce
me dijo que hay sancocho en bidón
y uno que otro dulce de Baní


Habrá que llevarse medio pollo
e intentar que no lo vea
el gordetón si se entera
no va a haber na(da) pa(ra) mí


Vamos llegando
con tambora en la mano
vamos llegando
con guitarra y bongó


Vamos llegando
con tambora en la mano
vamos llegando
la sambomba empezó


Vamo(s) a bailar
vamo a gozar
sambomba está
pa celebrar


Mira como se pone el flaco
cuando le dan su plato
parece que no va a repartir
mira Fello, canta
la canción del tío Luis


Querer que la fiesta siga pa(ra e)l otro la(d)o
que se traigan un perico ripiao
que se baile hasta la madrugada(da)


Y el sol que quede con la acidez del lugar
que viene cayendo sin preguntar
como incluso pasa y nos trae el sueño


Vamos saliendo
empezó un nuevo día
vamos saliendo
es mejor recogiendo


Vamos saliendo
se quedó la alegría
vamos saliendo
y el deseo de volver


Loreta
(Dominio público)
Yo tuve amores
con Loreta tuve amores
mi corazón, todo mi bien
yo se lo di
también mis besos
yo los puse en su boquita
decorada en su cabeza
angelical y celestial


Yo tuve amores
con Loreta tuve amores
mi corazón aparte de todo mi bien
yo se lo di
también mis besos
yo los puse en su boquita
decorada en su cabeza
angelical y celestial


[Improv.]


La calle gris

(Roger - Washington)
En la calle gris
no supe de mí
tu risa que jugaba a mi alrededor
(se perdió)
y no la pude encontrar
el tiempo se detuvo
cuando mi boca te pudo besar


En la calle gris
no supe de mí
si te pudiera hallar
y decirte que ya no puedo
vivir sin no estás (aquí)

Cristales de Bohemia

Vine a Praga a romper esta canción
por motivos que no voy a explicarte,
a orillas del Moldava
las olas me empujaban
a dejarte por darte la razón.

En el Puente de Carlos aprendí
a rimar cicatriz con epidemia,
perdiendo los modales:
si hay que pisar cristales,
que sean de bohemia, corazón.

Ay! Praga, Praga Praga
donde el amor naufraga
en un acordeón.
Ay! Praga, darling, Praga
los condenados pagan
cara su rendeción.

Ay, Praga, Praga, Praga,
dos dedos en la llaga
y un santo en el desván.
Ay! Praga, darling, Praga,
la luna es una daga
manchada de alquitrán.

Vine a Praga a fundar una ciudad
una noche a las diez de la mañana,
subiendo a Mala Strana,
quemando tu bandera
en la frontera de la soledad.

Otra vez a volvernos del revés,
a olvidarte otra vez en cada esquina,
bailando entre las ruinas
por desamor al arte
de regarte las plantas de los pies.

Ay! Praga, Praga Praga
donde el amor naufraga
en un acordeón.
Ay! Praga, darling, Praga
los condenados pagan
cara su salvación.

Ay! Praga, Praga Praga
donde la nieve apaga
las ascuas del tablao.
Ay! Praga, darling, Praga
lágrima que se enjuaga
en Plaza Wenceslao.

Ay, Praga, Praga, Praga,
dos dedos en la llaga
y un santo en el desván.
Ay! Praga, darling, Praga,
la luna es una daga
manchada de alquitrán.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Francisco Alvarez Hidalgo

Qué memoria tan larga hay en mis manos…
Conocen tu perfil, cada relieve,
los ángulos más tuyos, más arcanos,
a que cada una sin rubor se atreve;

los pliegues de tu blusa, que cedieron
al estallar en desnudez radiante;
y tus manos también, que respondieron,
y cada ávido gesto del semblante.


Brevería Nº 1717













Antes y después

La desnudé olvidando la estrategia
de lentitud impúdica, morbosa,
prenda por prenda, suya y mía, en turnos.
¿Cómo frenar el brío que se agolpa,
arrinconando el plan preconcebido,
y apenas deja retirar la colcha?
Quise hacerla esperar, acrecentando,
como sobre la playa, ola tras ola,
su marea de instintos, y los míos,
como llama acercándose a la pólvora,
o vapor dilatado en la caldera
hasta ese punto en que al final explota.
Esa es la teoría. Y hay momentos
en que tal vez funciona
porque el factor circunstancial decide,
mas no era éste el lugar, ni ésta la hora.

Mi río que insistente y prolongado
fluía su imparable trayectoria
lento y seguro, aboca a turbulenta
catarata inminente y espumosa.

Se produjo un revuelo, simultaneo,
como si una bandada de palomas
huyera en estampida,
y el suelo fue babel, pero de ropa.

En desnudez los dos, frente al espejo,
en desnudez, de pie, sobre la alfombra.

Luego, lo que sabemos, lo de siempre,
con las variantes y las maniobras
que hace nuevo lo viejo, como el agua
saturando la esponja,
desbordando hendiduras, intersticios,
o absorbida en convulsa ceremonia.

Hicimos el amor, multiplicando
desmesuras y formas,
invalidando métodos pactados
por caciques sin alma y sin hormonas.

Y al fin de la refriega en que ambos bandos,
exhaustos, suelen proclamar victoria,
no firmamos la paz, sólo una tregua,
no de tinta y papel, de boca a boca.

Se aproximó la noche, agazapada,
con sigiloso amago de raposa,
y hubimos de partir, mas no sin antes
mutuamente vestirnos en la alcoba.
Ahora sí en lentitud, con la fineza
que los arrullos del sosiego otorgan.


Fuimos perdiendo piel, pero ganando
vigor en la mirada. Qué salmodias
suelen dormir al fondo de los ojos,
y sólo se despiertan y se asoman
a tenues golpes de complicidades,
que las más recias torres desmoronan.
Ahhh, los acordes ininterrumpidos
de la canción del alma silenciosa.

Al fin la calle, soledad y luna,
me la llevó como se va el aroma,
dejando algo invisible
que nos sigue envolviendo, como sombra
que pegada a los pies nos acompaña,
como agua azul que nunca se evapora.

Los Angeles, 19 de junio de 2007

Que viene y va - Fito y Fitipaldis.

Que pena estar siempre pegado al suelo
el cielo queda demasiado lejos
tendré que soñar que puedo volar
No es nada facil cuando estas perdido buscar la musica entre tanto ruido
no puedo escuchar, no puedo escuchar...

Un dia la suerte entró por mi ventana
Vino una noche se fue una mañana
Quizás solamente me vino a enseñar

Que viene y va, como las olas con el mar se mueven.
Que viene y va, como la luna como el rayo verde.
Que viene y va, como una idea como el estribillo...
Que viene y va, como un recuerdo como un espejismo.
Que viene y va, igual que los problemas por la noche.
Que viene y va, como un famoso que nadie conoce, que todos pueden tener y nadie puede guardar.

Que viene y va...

De tanto hacerlo sin parar
me acostumbré a respirar y a
derrochar el aire fresco.
Y pienso si te vas las piezas que te tengo y cada vez que estas que te echaré de menos y vuelvo a respirar, vuelvo a respirar.

Un dia la suerte entro por mi ventana.
Vino una noche se fue una mañana.
Quizas solamente me vino a enseñar.

Que viene y va, como las olas con el mar se mueven.
Que viene y va, como la luna como el rayo verde.
Que viene y va, como una idea como el estribillo...
Que viene y va, como un recuerdo como un espejismo.
Que viene y va, igual que los problemas por la noche.
Que viene y va, como un famoso que nadie conoce, que todos pueden tener y nadie puede guardar.

Que viene y va...

Voces de tango - Mauricio Aznar.

Voces de tango, un tema precioso, escrito por Mauricio Aznar (de Más Birras) y que Enrique incluyó en su disto doble El viaje a ninguna parte.



Voces de tango

Temo que al oscurecer vuelva a recordar,que sin ti
esperar es matar el fuego, que por ti tengo en mi pecho,
y en mi esta la risa falsa, en vez de empezar a llorar,
y volver a llorar, todo otra vez por ti.

Temo que al amanecer vuelva a encontrar, sin ti
la casita está loca de atar, nada puedo escuchar, no me traiga a la memoria
que fui, y añoro los años en los que debí volver al hogar,
y volver a rodar, harto de rodar por ti.

Escucho las voces de tango,
al ver todas las bazas que he perdido al seguir
en la timba de amar, en la puerta de un bar,
atado a un querer, por ti,por ti.

Cátulo Castillo - Aníbal Troilo La última curda.

canción en cuestión es La última curda y fue compuesta por Cátulo Castillo y Aníbal Troilo, que la disfruten.


La última curda

Lastima, bandoneón,
mi corazon
tu ronca maldición maleva...
Tu lágrima de ron
me lleva
hacia el hondo bajo fondo
donde el barro se subleva.
¡Ya sé, no me digás, tenés razón!,
la vida es una herida absurda,
y es todo, todo tan fugaz
que es una curda, ¡nada más!
mi confesión.

Contame tu condena,
decime tu fracaso,
¿no ves la pena
que me ha herido?
Y hablame simplemente
de aquel amor ausente
tras un retazo del olvido.
¡Yo sé que me hace daño
Ya sé que te lastima!
llorarte mi sermón de vino!
Pero es el viejo amor
que tiembla, bandoneón,
buscando en un licor que aturda,
la curda que al final
termine la función
corriéndole un telón al corazón.

Cerrame el ventanal
que quema el sol
su lento caracol de sueño,
¿no ves que vengo de un país
que está de olvido, siempre gris,
tras el alcohol?...

Confesión - Discépolo

Confesión

Fue a conciencia pura
que perdí tu amor...
¡Nada más que por salvarte!
Hoy me odias
y yo feliz,
me arrincono pa' llorarte...
El recuerdo que tendrás de mí
será horroroso,
me verás siempre golpeándote
como un malvao...
¡Y si supieras, bien,
qué generoso
fue que pagase así
tu buen amor..!

¡Sol de mi vida!...
fui un fracasao
y en mi caída
busqué dejarte a un lao,
porque te quise
tanto...¡tanto!
que al rodar,
para salvarte
solo supe
hacerme odiar.
Hoy, después de un año
atroz, te vi pasar:
¡me mordí pa' no llamarte!...
Ibas linda como un sol...
¡Se paraban pa' mirarte!
Yo no sé si el que tiene así
se lo merece,
sólo sé que la miseria cruel
que te ofrecí,
me justifica
al verte hecha una reina
que vivirás mejor
lejos de mí..!














Leo en este blog en alguna ocasión, se trata de Discepolo, y la canción no es ni más ni menos que Confesión, mi tango favorito de la mano de Enrique, que cantó en la fabulosa gira Pequeño Cabaret Ambulante, allá va.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

SONETOS MIGUEL DE CERVANTES

Biografía de Cervantes y comentario a los sonetos


Fue su padre, Rodrigo de Cervantes, hidalgo castellano, de profesión cirujano y su madre, Leonor de Cortina, natural de la villa de Barajas; tuvieron siete hijos; Miguel fue el cuarto de sus hermanos, nacido el día 29 de septiembre de 1547, festividad de San Miguel, y bautizado por el reverendo Serrano en la Iglesia de Santa María la Mayor de Alcalá de Henares, el día 9 de octubre del mismo año.

En 1561, su padre don Rodrigo, endeudado, salió de Alcalá y recorre Valladolid, Córdoba y Sevilla en busca de soluciones económicas. En este peregrinaje, Miguel, vio en Sevilla una obra de teatro de Lope de Rueda.

En plena juventud, su profesor Juan López de Hoyos, selecciona varias de sus poesías a la muerte de Isabel de Valois, esposa de Felipe II en un libro conmemorativo, entre ellas un soneto, que se supone fue su primera composición poética, titulado «La Muerte De La Reina Doña Isabel De Valois».

En 1569 aparece nuestro poeta en Roma. Quizás más que por las causas que se le atribuyen de ciertos desórdenes, por el lujo que suponía en aquellos tiempos la cultura italiana. Describiendo en El Licenciado Vidriera, Las Dos Doncellas y en el Persiles, la impresión que le causa tanta belleza.

Cuando en 1571 los turcos se apoderan de Chipre, aparece Miguel como soldado en la compañía del capitán, Diego de Urbina. Embarca por el Mediterráneo y a su paso por Nápoles tiene amores con Silena, con la que tuvo un hijo. Tomó parte en la batalla de Lepanto, sobre la galera Marquesa, demostrando gran valor según testigos presenciales.

A pesar de que la historia habla de él, como «El Manco de Lepanto» la verdad es que en dicha batalla sólo fue herido y el brazo le quedó inútil. El valor reconocido de Miguel, le vale un cargo de gobierno. Pide licencia para volver a España recomendado por Don Juan de Austria.

A principios de septiembre de 1575 sale de Nápoles en la galera Sol. Un temporal en el Golfo de León es aprovechado por las naves argelinas, haciendo varios prisioneros, entre ellos Miguel y su hermano, aquí empieza su cautiverio. Por aquella época los prisioneros eran empleados en galeras o simplemente como cambio de un rescate.

Tras numerosos intentos de fuga, todos ellos fracasados, el 19 de septiembre de 1580, Fray Juan Gil logra reunir los 500 escudos del rescate y liberar a Miguel, después de cinco largos años. Vuelve a España, sin dinero y sin que nadie de sus familiares pueda ayudarle, desembarcando en Denia, y a través de Valencia de nuevo a Madrid.

Al llegar a Madrid sus asuntos económicos son tan apurados y la representación de sus comedias tan sin pena ni gloria que Miguel ya no se desprende de este maleficio prácticamente hasta su muerte.

En 1584 se casa en Esquivias con Catalina de Palacios Salazar, de ilustre casa, pero escasa de fortuna. La novia tenía 19 años menos que Miguel.

En 1585 muere su padre y Miguel tiene que hacerse cargo de su familia, teniendo que dejar sus actividades literarias y dedicarse a su nuevo cargo de Comisario del Rey como recaudador de fondos.

Por este motivo pasa a vivir a Sevilla dejando a su familia en Esquivias. Como recaudador tuvo muchas dificultadas pues es sabido que en un par de ocasiones fue con sus huesos a parar a la cárcel, por sus cuentas nunca del todo satisfechas.

En septiembre de 1604 se le concede privilegio Real para la publicación del libro titulado El Ingenioso Hidalgo de la Mancha, apareciendo publicado en Madrid al año siguiente con el título de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Su impresor fue Juan de la Cuesta, a cargo de Francisco Robles y dedicada al Duque de Béjar. Miguel tenía por entonces 57 años.

En 1606 se casa su hija Isabel.

Al comienzo del año 1608, Cervantes deja Sevilla y se instala en la Corte, que por entonces estaba en Valladolid bajo el reinado de Felipe III, instalándose con él parte de su familia.

Al trasladar la Corte a Madrid en 1606, Miguel sigue tras ella con toda su familia; ingresando en 1609 en la Hermandad de Esclavos del Santísimo Sacramento, cofradía a la que pertenecían por aquel tiempo la mayoría de los grandes escritores de su época. En 1613, en la imprenta de Juan de la Cuesta, publica sus Novelas Ejemplares. En 1614 publica Viaje al Parnaso largo poema en tercetos y única obra completa en el campo de la poesía.

En 1615 se publica la segunda parte de la novela El Ingenioso Caballero Don Quijote de la Mancha dedicada al Conde Lemos. Se dice que después de la Biblia, el Quijote es el libro más traducido y publicado de toda la literatura universal.

Su teatro tuvo que competir con el de Lope de Vega, cosa que perjudicó mucho al teatro de Miguel, ya que sus comedias fueron más leídas que representadas.

Ya en el final de su vida logra cierta estabilidad económica que le permite montar casa en Madrid con cierto decoro, gracias a las ayudas del Conde de Lemos y un par de cardenales llamados Niño de Guevara y Sandoval y Rojas. Lo hace en la calle de León (hoy Lope de Vega) en compañía de su esposa.

En esta casa le dedica al Conde de Lemos su último libro; Los trabajos de Persiles y Sigismunda, publicado por Juan de la Cuesta en 1617, cuando ya el autor no existía.

Su muerte se produjo el día 23 de abril de 1616, amortajado con el hábito de la Orden Tercera de San Francisco, a cuya cofradía pertenecía. Se le enterró en el cementerio de la Plaza del Humilladero, junto al monasterio de las Madres Trinitarias. Cuando éstas se trasladaron a un convento nuevo los restos de Cervantes desaparecieron, creando con esto la leyenda de su poca fortuna a lo largo de su vida y después de su muerte.

La mayoría de los sonetos de Cervantes están en el Quijote, en La Galatea y algunos sueltos en diversos lugares que explico en los trabajos repasados.

El soneto «Al Túmulo de Felipe II en la Catedral de Sevilla», según el propio Cervantes, honraba para él todos sus escritos y algunos de estos rivalizaron en su época con los de Góngora, Alcázar o el mismísimo Quevedo. Fue su afición a la poesía tal que no dudó en comenzar el Quijote con ocho sonetos, donde diferentes personajes, Amadís de Gaula; Don Belianís de Grecia; la Señora Oriana; el escudero de Amadís de Gaula, Gandalín; Orlando Furioso; El Caballero del Febo; Solisdán; o el diálogo entre Babieca y Rocinante elogian a Don Quijote y a Dulcinea. Además de los ya citados incluye, Cervantes, otros nueve en la Primera Parte del Quijote y dos en la Segunda Parte.

Hay 24 sonetos dedicados a distintos amigos, Lope de Vega, Pedro de Padilla, Fernando de Herrera, Diego de Mendoza, el ya citado a la Reina Isabel II, a San Francisco, y el que incluye en el prólogo de Viaje al Parnaso.

En el repaso de sus comedias, entremeses y otros, hallé cinco en Persiles y Sigismunda; uno en El rufián Arrepentido; otro en La Gitanilla de donde siglos después, Lorca, tomaría el nombre para su maravilloso romance Preciosa y el Aire; uno en La Gran Sultana Catalina de Oviedo; otro en La Ilustre Fregona; y uno más en El Laberinto de Amor; cinco en La Entretenida y veintidós en La Galatea.

En total los sonetos encontrado de Cervantes son ochenta, dando al final la lista de todos los trabajos repasados, para información de posibles hallazgos.


Todos los sonetos que aparecen en esta breve antología de Cervantes son parte de la Biblioteca del Soneto, obra en la que llevo trabajando más de cuarenta años y que en la actualidad sobrepasa los 3.500 poetas y más de treinta mil sonetos en lengua castellana.














Sonetos en Don Quijote de La Mancha
De la edición de 1605







Amadís de Gaula a don Quijote de La Mancha




Tú, que imitaste la llorosa vida
que tuve, ausente y desdeñado, sobre
el gran ribazo de la Peña Pobre.
De alegre a penitencia reducida;


tú, a quien los ojos dieron la bebida
de abundante licor, aunque salobre;
y alzándote la plata, estaño y cobre,
te dio la tierra en tierra la comida;


vive seguro de que eternamente
(en tanto al menos que en la cuarta esfera,
sus cabellos aguije el bello Apolo)


Tendrás claro renombre de valiente;
tu patria será en todas la primera,
tu sabio autor al mundo único y solo.






Don Belianís de Grecia a don Quijote de La Mancha



Rompí, corté, abollé, y dije, y hice
más que en el orbe castellano andante;
fui diestro, fui valiente, fui arrogante;
mil agravios vengué, cien mil deshice.


Hazañas di a la fama que eternice;
fui comedido y regalado amante;
fue enano para mí todo gigante,
y el duelo en cualquier punto satisfice.


Tuve a mis pies postrada la fortuna.
Y trajo del copete mi cordura
a la calva ocasión al estricote.


Mas, aunque sobre el cuerno de la luna
siempre se vio encumbrada mi ventura,
tus proezas envidio, ¡oh gran Quijote!






La señora Oriana a Dulcinea del Toboso



¡Oh quién tuviera, hermosa Dulcinea,
por más comodidad y más reposo,
a Miraflores puesto en el Toboso,
y trocara su Londres con tu aldea!


¡Oh quién de tus deseos y librea
alma y cuerpo adornara, y del famoso
caballero, que hiciste venturoso,
mirara alguna desigual pelea!


¡Oh quién tan castamente se escapara
del señor Amadís, como tú hiciste
del comedido hidalgo Don Quijote!


Que así envidiada fuera, y no envidiara,
y fuera alegre al tiempo que fue triste,
y gozara los gustos sin escote.






Gandalín, escudero de Amadís de Gaula, a Sancho Panza, escudero de don Quijote



Salve, varón famoso, a quien fortuna,
cuando en el trato escuderil te puso,
tan blanda y cuerdamente lo dispuso,
que lo pasaste sin desgracia alguna.


Ya la azada o la hoz poco repuna
al andante ejercicio; ya está en uso
la llaneza escudera, con que acuso
al soberbio, que intenta hollar la luna.


Envidio a tu jumento y a tu nombre,
y a tus alforjas igualmente envidio,
que mostraron tu cuerda providencia.


Salve otra vez, ¡oh Sancho!, tan buen nombre,
que sólo a ti nuestro español Ovidio
con buzcorona te hace reverencia.






Orlando furioso a don Quijote de La Mancha



Si no eres par, tampoco le has tenido;
que par pudieras ser entre mil pares;
ni puede haberle donde tú te hallares,
invicto vencedor, jamás vencido.


Orlando soy, Quijote, que, perdido
por Angélica, vi remotos mares,
ofreciendo a la fama en sus altares
aquel valor que respetó el olvido.


No puede ser tu igual; que este decoro
se debe a tus proezas y a tu fama
puesto que, como yo, perdiste el seso;


mas serlo has mío, si al soberbio moro
y cita fiero domas; que hoy nos llama
iguales en amor con mal suceso.







El Caballero del Febo a don Quijote de La Manch
a



A vuestra espada no igualó la mía,
Febo español, curioso cortesano,
ni a la alta gloria de valor mi mano.
Que rayo fue do nace y muere el día.


Imperios desprecié; y la monarquía,
que me ofreció el Oriente rojo en vano,
dejé, por ver el rostro soberano
de Claridiana, aurora hermosa mía.


Améla por milagro único y raro;
y ausente en su desgracia, el propio infierno
temió mi brazo, que domó su rabia.


Mas vos, godo Quijote, ilustre y claro,
por Dulcinea sois al mundo eterno,
y ella por vos famosa, honesta y sabia.






De Solisdán a don Quijote de la Mancha



Magüer, señor Quijote, que sandeces
vos tengan el cerebro derrumbado,
nunca seréis de alguno reprochado
por home de obras viles y soeces.


Serán vuestras hazañas los joeces, 5
pues tuertos desfaciendo habéis andado,
siendo vegadas mil apaleado
por follones cautivos y raheces.


Y si la vuesa linda Dulcinea
desaguisado contra vos comete,
ni a vuesas cuitas muestra buen talante,


en tal desmán, vueso conhorte sea
que Sancho Panza fue mal alcahuete,
necio él, dura ella, y vos no amante.






Diálogo entre Babieca y Rocinante



«¿Cómo estáis, Rocinante, tan delgado?»
«Porque nunca se come y se trabaja.»
«Pues, ¿qué es de la cebada y de la paja?»
«No me deja mi amo ni un bocado.»


«Anda, señor, que estáis muy mal criado, 5
pues vuestra lengua de asno al amo ultraja.»
«Asno se es de la cuna o la mortaja.
¿Queréis verlo? Miradlo enamorado.»


«¿Es necedad amar?» «No es gran prudencia.»
«Metafísico estáis.» «Es que no como.»
«Quejaos del escudero.» «No es bastante.


¿Cómo me he de quejar, en mi dolencia,
si el amo o escudero o mayordomo
son tan rocines como Rocinante?»








O le falta al amor conocimiento,
o le sobra crueldad, o no es mi pena
igual a la ocasión que me condena
al género más duro de tormento.


Pero si Amor es dios, es argumento
que nada ignora, y es razón muy buena
que un dios no sea cruel. Pues ¿quién ordena
el terrible dolor que adoro y siento?


Si digo que sois vos, Fili, no acierto;
que tanto mal en tanto bien no cabe,
ni me viene del cielo esta ruina.


Presto habré de morir, que es lo más cierto:
que al mal de quien la causa no se sabe,
milagro es acertar la medicina.




Del Quijote, Primera parte, capítulo XXXIII,
Don Quijote a Sancho
y de La casa de los celos, Jornada tercera,
REINALDOS





Santa amistad, que con ligeras alas,
tu apariencia quedándose en el suelo,
entre benditas almas en el cielo,
subiste alegre a las empíreas salas,


desde allá, cuando quieres, no señalas
la justa paz cubierta con un velo,
por quien a veces se trasluce el celo
de buenas obras que, a la fin, son malas.


Deja el cielo ¡oh amistad!, o no permitas
que el engaño se vista tu librea,
con que destruye a la intención sincera;


que si tus apariencias no le quitas,
presto ha de verse el mundo en la pelea
de la discorde confusión primera.


Del Quijote, Primera parte, capítulo XXVII, canta Cardenio




En el silencio de la noche, cuando
ocupa el dulce sueño a las mortales,
la pobre cuenta de mis ricos males
estoy al cielo y a mi Clori dando.


Y al tiempo cuando el sol se va mostrando
por las rosadas puertas orientales,
con suspiros y acentos desiguales
voy la antigua querella renovando.


Y cuando el sol, de su estrellado asiento
derechos rayos a la tierra envía,
el llanto crece y doblo los gemidos.


Vuelve la noche, y vuelvo al triste cuento,
y siempre hallo, en mi mortal porfía,
al cielo, sordo; a Clori, sin oídos.




En el Quijote, Primera parte, capítulo XXXIV, Lotario a Camila




Yo sé que muero, y no soy creído;
es más cierto el morir, como es más cierto
verme a tus pies, ¡oh bella ingrata!, muerto
antes que de adorarte arrepentido.


Podré yo verme en la región de olvido,
de vida y gloria y de favor desierto,
y allí verse podrá en mi pecho abierto
cómo tu hermoso rostro está esculpido.


Que esta reliquia guardo para el duro
trance que me amenaza mi porfía,
que en tu mismo rigor se fortalece.


¡Ay de aquel que navega, el cielo oscuro,
por mar no usado y peligrosa vía,
adonde norte o puerto no se ofrece.


Del Quijote, Primera parte, capítulo XXXIV, Lotario a Anselmo




De entre esta tierra estéril, derribada
de estos terrones por el suelo echados,
las almas santas de tres mil soldados
subieron vivas a mejor morada,


siendo primero, en vano, ejercitada
la fuerza de sus brazos esforzados,
hasta que, al fin, de pocos y cansados,
dieron la vida al filo de la espada.


Y este es el suelo que continuo ha sido
de mil memorias lamentable lleno
en los pasados siglos y presentes.


Mas no más justas de su duro seno
habrán al claro cielo almas subido,
ni aun él sostuvo cuerpos tan valientes.





Del Quijote, Primera parte, capítulo XL, donde se prosigue la historia del cautivo





El Monicongo, académico de la Argamasilla, a la sepultura de don Quijote




Epitafio



El calvatrueno que adornó a la Mancha
de más despojos que Jasón de Creta,
el juicio que tuvo la veleta
aguda donde fuera mejor ancha,


el brazo que su fuerza tanto ensancha,
que llegó del Catay hasta Gaeta,
la musa más horrenda y más discreta
que grabó versos en broncínea plancha,


el que a cola dejó los Amadises,
y en muy poquito a Galaores tuvo,
estribando en su amor y bizarría,


el que hizo callar los Belianises,
aquél que en «Rocinante» errando anduvo,
yace debajo de esta losa fría.




Del Quijote, Primera parte, capítulo LII






Del Paniaguado, académico de la Argamasilla, «in laudem Dulcinea del Toboso»



Esta que veis de rostro amondongado,
alta de pechos y ademán brioso,
es Dulcinea, reina del Toboso,
de quien fue el gran Quijote aficionado.


Pisó por ella el uno y otro lado
de la gran Sierra Negra, y el famoso
campo de Montiel, hasta el herboso
llano de Aranjuez, a pie y cansado.


Culpa de «Rocinante». ¡Oh dura estrella!
Que esta manchega dama, y este invito
andante caballero, en tiernos años,


ella dejó, muriendo, de ser bella:
y él, aunque queda en mármoles escrito,
no pudo huir de amor, iras y engaños.




Del Quijote, Primera parte, capítulo LII






Del caprichoso, discretísimo, académico de la Argamasilla, en loor de «Rocinante», caballo de don Quijote de La Mancha



En el soberbio trono diamantino
que con sangrientas plantas huella Marte,
frenético el manchego su estandarte
tremola con esfuerzo peregrino.


Cuelga las armas y el acero fino
con que destroza, asuela, raja y parte:
¡nuevas proezas!, pero inventa el arte
un nuevo estilo al nuevo paladino.


Y si de su Amadís se precia Gaula,
por cuyos bravos descendiente Grecia
triunfó mil veces y su fama ensancha,


hoy a Quijote le corona el aula
do Belona preside, y de él se precia,
más que Grecia ni Gaula, la alta Mancha.


Nunca sus glorias el olvido mancha
pues hasta «Rocinante», en ser gallardo,
excede a Brilladoro y a Bayardo.




Del Quijote, Primera parte, capítulo LII






Del Burlador, académico argamasillesco, a Sancho Panza



Sancho Panza es aquéste, en cuerpo chico,
pero grande en valor, ¡milagro extraño!
Escudero el más simple y sin engaño
que tuvo el mundo, os juro y certifico.


De ser conde, no estuvo en un tantico,
si no se conjuraran en su daño
insolencias y agravios del tacaño
siglo, que aun no perdonan a un borrico.


Sobre él anduvo -con perdón se miente-
este manso escudero, tras el manso
caballo «Rocinante» y tras su dueño.


¡Oh vanas esperanzas de la gente!
¡Cómo pasáis con prometer descanso,
y al fin paráis en sombra, en humo, en sueño!



Del Quijote, Primera parte, capítulo LII




«Dadme, señora, un término que siga,
conforme a vuestra voluntad cortado;
que será de la mía así estimado,
que por jamás un punto de él desdiga.


Si gustáis que callando mi fatiga
muera, contadme ya por acabado;
si queréis que os la cuente en desusado
modo, haré que el mismo Amor la diga.


A prueba de contrarios estoy hecho
de blanda cera y de diamante duro,
y a leyes del Amor el alma ajusto.


Blando cual es, o fuerte, ofrezco el pecho;
entallad o imprimid lo que os dé gusto;
que de guardarlo eternamente juro.»


En Don Quijote de La Mancha, Segunda parte, capítulo XII,
el Caballero del Bosque a don Quijote y Sancho




El muro rompe la doncella hermosa
que de Píramo abrió el gallardo pecho;
parte el amor de Chipre, y va derecho
a ver la quiebra estrecha y prodigiosa.


Habla el silencio allí, porque no osa
la voz entrar por tan estrecho estrecho.
Las almas sí, que amor suele de hecho
facilitar la más difícil cosa.


Salió el deseo de compás, y el paso
de la imprudente virgen solicita
por su gusto su muerte; ved que historia.


Que a entrambos en un punto, ¡oh extraño caso!
los mata, los encubre y resucita
una espada, un sepulcro, una memoria.


En El Quijote, Segunda parte, capítulo XVIII
Don Lorenzo a Don Quijote,
este soneto a la fábula de Píramo y Tisbe






Sonetos dedicados a sus amigos y otros
A Lope de Vega
por su segunda edición de La Dragontea, 1602




Yace en la parte que es mejor de España
una apacible y siempre verde vega,
a quien Apolo su favor no niega,
pues con las aguas de Helicón la baña.


Júpiter, labrador por grande hazaña,
su ciencia toda en cultivar la entrega;
Cilenio, alegre, en ella se sosiega;
Minerva eternamente la acompaña.


Las Musas su Parnaso en ella han hecho;
Venus, honesta en ella aumenta y cría
la santa multitud de los amores;


y así, con gusto y general provecho,
nuevos frutos ofrece cada día,
de ángeles, de armas, santos y pastores.






Al túmulo de Felipe II en Sevilla



«Voto a Dios que me espanta esta grandeza
y que diera un doblón por describilla;
porque ¿a quién no sorprende y maravilla
esta máquina insigne, esta riqueza?


Por Jesucristo vivo, cada pieza
vale más de un millón, y que es mancilla
que esto no dure un siglo, ¡oh, gran Sevilla!
Roma triunfante en ánimo y nobleza.


Apostaré que el ánima del muerto
por gozar este sitio hoy ha dejado
la gloria donde vive eternamente.»


Esto oyó un valentón y dijo: «Es cierto
cuanto dice voacé, seor soldado,
y quien dijere lo contrario, miente.»


Y luego, incontinente,
caló el chapeo, requirió la espada,
miró al soslayo, fuese, y no hubo nada.






A la Goleta




Epitafio



Almas dichosas que del mortal velo
libres y exentas por el bien que obraste,
desde la baja tierra os levantaste
a lo más alto y lo mejor del cielo,


y, ardiendo en ira y en honroso celo,
de los cuerpos la fuerza ejercitaste,
que en propia y sangre ajena coloraste
el mar vecino y arenoso suelo;


primero que el valor faltó a la vida
en los cansados brazos, que, muriendo,
con ser vencidos, llevan la victoria.


Y ésta vuestra mortal, triste caída
entre el muro y el hierro, os va adquiriendo
fama que el mundo os da y el cielo gloria.





En El Quijote, Primera parte, capítulo XL




En el silencio de la noche, cuando
ocupa el dulce sueño a las mortales,
la pobre cuenta de mis ricos males
estoy al cielo y a mi Clori dando.


Y al tiempo cuando el sol se va mostrando
por las rosadas puertas orientales,
con suspiros y acentos desiguales
voy la antigua querella renovando.


Y cuando el sol, de su estrellado asiento
derechos rayos a la tierra envía,
el llanto crece y doblo los gemidos.


Vuelve la noche, y vuelvo al triste cuento,
y siempre hallo, en mi mortal porfía,
al cielo, sordo; a Clori, sin oídos.



En el Quijote de 1605, Primera parte, capítulo XXXIV,
con variante en La casa de los celos, Jornada tercera, LAUSO






En las honras de Felipe II en Sevilla



Un valentón de espátula y gregüesco
que a la muerte mil vidas sacrifica,
cansado del oficio de la pica
mas no del ejercicio picaresco;


retorciendo el mostacho soldadesco,
por ver que ya su bolsa le repica,
a un corrillo llegó de gente rica
y en el nombre de Dios pidió refresco.


Den voacedes, por Dios, a mi pobreza,
les dice; donde no, por ocho santos
que haré lo que hacer suelo sin tardanza.


Mas uno que a sacar la espada empieza,
¿Con quién habla, le dijo, el tiracantos?
si limosna que pide nunca alcanza,

¿Qué es lo que suele hacer en tal querella?
Respondió el bravonel: -Irme sin ella.






Soneto a la Reina Isabel II



Serenísima reina, en quien se halla
lo que Dios pudo dar a un ser humano;
amparo universal del ser cristiano,
de quien la santa fama nunca calla;


arma feliz, de cuya fina malla
se viste el gran Felipe soberano,
ínclito rey del ancho suelo hispano
a quien Fortuna y Mundo se avasalla:


¿cuál ingenio podría aventurarse
a pregonar el bien que estás mostrando,
si ya en divino viese convertirse?


Que, en ser mortal, habrá de acobardarse,
y así le va mejor sentir callando
aquello que es difícil de decirse.






Epitafio



Aquí el valor de la española tierra,
aquí la flor de la francesa gente,
aquí quien concordó lo diferente,
de oliva coronando aquella guerra,


aquí en pequeño espacio veis se encierra
nuestro claro lucero de occidente;
aquí yace enterrada la excelente
causa que nuestro bien todo destierra.


Mirad quien es el mundo y su pujanza
y como, de la más alegre vida,
la muerte lleva siempre la victoria;


también mirad la bienaventuranza
que goza nuestra reina esclarecida
en el eterno reino de la gloria.






Soneto a Bartolomeo Rufino de Chiambery



¡Oh cuán claras señales habéis dado,
alto Bartolomeo de Rufino,
que de Parnaso y Ménalo el camino
habéis dichosamente paseado!


Del siempre verde lauro coronado
seréis, si yo no soy mal adivino,
si ya vuestra fortuna y cruel destino
os saca de tan triste y bajo estado,


pues, libre de cadenas vuestra mano,
reposando el ingenio, al alta cumbre
os podéis levantar seguramente,


oscureciendo al gran Livio romano,
dando de vuestras obras tanta lumbre
que bien merezca el lauro vuestra frente.






En alabanza de la presente obra



Si, así como de vuestro mal se canta
en esta verdadera, clara historia
se oyera de cristianos la victoria,
¡cuál fuera el fruto de esta rica planta!


Así cual es, al cielo se levanta
y es digna de inmortal, larga memoria,
pues, libre de algún vicio y baja escoria,
al alto ingenio admira, al bajo espanta.


Verdad, orden, estilo claro y llano
cual a perfecto historiador conviene
en esta breve suma está cifrado.


¡Feliz ingenio, venturosa mano,
que, entre pesador yerros apretado,
tal arte y tal virtud en sí contiene!




Soneto al autor Pedro de Padilla



Ya que del ciego dios habéis cantado
el bien y el mal, la dulce fuerza y arte,
en la primera y la segunda parte,
donde está amor del todo señalado,


ahora con aliento descansado
y con vuestra virtud que en vos reparte
el cielo, nos cantáis del duro Marte
las fieras armas y el valor sobrado.


Nuevos ricos mineros se descubren
de vuestro ingenio en la famosa mina
que al más alto deseo satisfacen;


y, con dar menos de lo más que encubren,
a este menos lo que es más se inclina
del bien que Apolo y Minerva hacen.







Soneto



¡Oh venturosa, levantada pluma
que en la empresa más alta te ocupaste
que el mundo pudo, y que al fin mostraste
al recibo y al gasto igual la suma!,


calle de hoy más el escritor de Numa
que nadie llegará donde llegaste,
pues en tan raros versos celebraste
tan caro capitán, virtud tan summa.


¡Dichoso el celebrado, y quien celebra,
y no menos dichoso todo el suelo,
que tanto bien goza en esta historia,


en quien envidia o tiempo no harán quiebra;
antes hará con justo celo el cielo
eterna más que el tiempo su memoria!






Soneto a San Francisco



Muestra su ingenio el que es pintor curioso
cuando pinta al desnudo una figura,
donde la traza, el arte y compostura
ningún velo las cubra artificioso:


vos, seráfico padre, y vos, hermoso
retrato de Jesús, sois la pintura
al desnudo pintada en tal hechura
que Dios nos muestra ser pintor famoso.


Las sombras de ser mártir descubriste,
los lejos en que estáis allá en el cielo
en soberana silla colocado;


los colores las llagas que tuviste
tanto las suben que se admira el suelo,
y el pintor en la obra se ha pagado.






Soneto en loor del autor y su obra



El casto ardor de una amorosa llama,
un sabio pecho a su rigor sujeto,
un desdén sacudido y un afecto
blando, que al alma en dulce fuego inflama,


el bien y el mal a que convida y llama
de amor la fuerza y poderoso efecto
eternamente, en son claro y perfecto,
con estas rimas cantará la fama,


llevando el nombre único y famoso
vuestro, Felice López Maldonado,
del moreno etíope al cita blanco


y hará que en balde de laurel honroso
espere alguno verse coronado
si no os imita y tiene por su blanco.






Soneto



Cual vemos del rosado y rico oriente
la blanca y dura piedra señalarse
y en todo, aunque pequeña, aventajarse
a la mayor del Cáucaso eminente,


tal este (humilde al parecer) presente
puede y debe mirarse y admirarse,
no por la cantidad, mas por mostrarse
ser en su calidad tan excelente.


El que navega por el golfo insano
del mar de pretensiones verá al punto
del cortesano laberinto el hilo.


¡Felice ingenio y venturosa mano
que el deleite y provecho puso junto
en juego alegre, en dulce y claro estilo!






Soneto



De la Virgen sin par, santa y bendita
(digo, de sus loores), justamente
haces el rico, sin igual presente
al sin par cristiana Margarita.


Dándole, quedas rico, y queda escrita
tu fama en hojas de metal luciente,
que, a despecho y pesar del diligente
tiempo, será en sus fines infinita:


¡felice en el sujeto que escogiste,
dichoso en la ocasión que te dio el cielo
de dar a Virgen el virgíneo canto;


venturoso también porque hiciste
que den las musas del hispano suelo
admiración al griego, al turco espanto.






Soneto al doctor Francisco Díaz



Tú, que con nuevo y sin igual decoro
tantos remedios para un mal ordenas,
bien puedes esperar de estas arenas,
del sacro Tajo, las que son de oro,


y el lauro que se debe al que un tesoro
halla de ciencia, con tan ricas venas
de raro advenimiento y salud llenas,
contento y risa del enfermo lloro;


que por tu industria una deshecha piedra
mil mármoles, mil bronces a tu fama
dará sin envidiosas competencias;


darate el cielo palma, el suelo yedra,
pues que el uno y el otro ya te llama
espíritu de Apolo en ambas ciencias.






Soneto



No ha menester el que tus hechos canta,
¡Oh gran marqués!, el artificio humano,
que a la más sutil pluma y docta mano
ellos le ofrecen al que el orbe espanta;


y este que sobre el cielo se levanta,
llevado de tu nombre soberano,
a par del griego y escritor toscano,
sus sienes ciñe con la verde planta;


y fue muy justa prevención del cielo
que a un tiempo ejercitases tú la espada
y él su prudente y verdadera pluma,


porque, rompiendo de la envidia el velo,
tu fama, en sus escritos dilatada,
ni olvido o tiempo o muerte la consuma.






El capitán Becerra vino a Sevilla a enseñar lo que habían de hacer los soldados, y a esto y a la entrada del duque de Medina en Cádiz, hizo Cervantes este soneto:



Vimos en julio otra semana santa,
atestada de ciertas cofradías
que los soldados llaman compañías,
de quien el vulgo, y no el inglés, se espanta;


hubo de plumas muchedumbre tanta
que en menos de catorce o quince días
volaron sus pigmeos y Golías,
y cayó su edificio por la planta.


Bramó el Becerro y púsolos en sarta;
tronó la tierra, escureciose el cielo,
amenazando una total rüina;


y al cabo en Cádiz, con mesura harta
(ido ya el conde sin ningún recelo),
triunfando entró el gran Duque de Medina.






Miguel de Cervantes, autor de Don Quijote:

«Este soneto hice a la muerte de don Fernando de Herrera y, para entender el primer cuarteto, advierto que él celebraba en sus versos a una señora debajo de este nombre de Luz. Creo que es de los buenos que he hecho en mi vida




El que subió por sendas nunca usadas
del sacro monte a la más alta cumbre;
el que a una Luz se hizo todo lumbre
y lágrimas, en dulce voz cantadas;


el que con culta vena las sagradas
de Elicón y Pirene en muchedumbre
(libre de toda humana pesadumbre)
bebió y dejó en divinas transformadas;


aquél a quien envidia tuvo Apolo
porque, a par de su Luz, tiene su fama
de donde nace a donde muere el día:


el agradable al cielo, al suelo solo,
vuelto en ceniza de su ardiente llama,
yace debajo de esta losa fría.






Soneto a don Diego de Mendoza y a su fama



En la memoria vive de las gentes,
varón famoso, siglos infinitos,
premio que le merecen tus escritos
por graves, puros, castos y excelentes.


Las ansias en honesta llama ardientes,
los Ethnas, los Estigios, los Cozitos
que en ellos suavemente van descritos,
mira si es bien, ¡oh Fama!, que los cuentes,


y aun que los lleves en ligero vuelo
por cuanto ciñe el mar y el sol rodea,
y en lágrimas de bronce los esculpas,


que así el vuelo sabrá que sabe el cielo
que el renombre inmortal que se desea
tal vez le alcancen amorosas culpas.






Soneto a don Diego Rosel y Fuenllana, inventor de nuevas artes



Jamás en el jardín de Falerina
ni en la Pranasa, excesible cuesta,
se vio Rosel ni rosa cual es ésta
por quien gimió la maga Dragontina;


atrás deja la flor que se reclina
en la del Tronto archiducal floresta,
dejando olor por vía manifiesta
que a la región del cielo la avecina.


Crece, ¡oh muy felice planta!, crece,
y ocupen tus pimpollos todo el orbe;
retumbando, crujiendo y espantando;


el Betis calle, pues el Po enmudece,
y la muerte, que a todo humano sorbe,
sola esta rosa vaya eternizando.






Soneto



De Turia el cisne más famoso hoy canta,
y no para acabar la dulce vida,
que en sus divinas obras escondida
a los tiempos y edades se adelanta;


queda por él canonizada y santa
Teruel, vivos Marcilla y su homicida;
su pluma, por heroica conocida
en quien se admira el cielo, el suelo espanta.


Su doctrina, su voz, su estilo raro,
que por tuyos, ¡oh Apolo!, reconoces,
según el vuelo de tus bellas alas,


grabadas por la Fama en mármol pario
y en lágrimas de bronce, harán que goces
siglo de eternidad, Yangüe de Salas.






Soneto a doña Alfonsa González, monja profesa en el monasterio de Nuestra Señora de Constantinopla



En vuestra sin igual, dulce armonía,
hermosísima Alfonsa, nos reserva
la nueva, la sin par sacra Minerva
cuanto de bueno y santo el cielo cría.


Llega el felice punto, llega el día
en que, si os oye la infernal caterva,
huye gimiendo al centro, y de la acerba
región, suspiros a la tierra envía.


En fin, nos convertís el suelo en cielo
con la voz celestial, con la hermosura
que os hacen parecer ángel divino;


y así conviene que tal vez el velo
alcéis y descubráis esa luz pura
que nos pone del cielo en el camino.





En el prólogo de Viaje al Parnaso

Pues veis que no me han dado algún soneto
que ilustre de este libro la portada
venid vos, pluma mía mal cortada,
y hacedle, aunque carezca de discreto.


Haréis que excuse el temerario aprieto
de andar de una en otra encrucijada,
mendigando alabanzas, excusada
fatiga e impertinente, yo os prometo.


Todo soneto y rima allá se avenga,
y adorne los umbrales de los buenos,
aunque la adulación es de ruin casta.


Y dadme vos que este viaje tenga
de sal un panecillo por lo menos,
que yo os lo marco por vendible, y basta
.