sábado, 10 de abril de 2010

Cuac Cuac

marzo 23, 2010
¡Cuac, Cuac!





Mary quiere un pato



Mary tiene un conejo


Yo le he ofrecido el pato a cambio de su conejo.




La propuesta fue con toda seriedad y nada descabellada -supongo-


¿Será que a mis treinta y tantos el hambre es principio fundamental superior a mis sentimientos?


¿Será que a sus ocho años Mary entiende mejor la amistad?


Yo no sé que será, pero Mary me dijo indignada:


“Qué te pasa, si al conejo lo quiero más que a ti… Y además, yo no me como a mis amigos…”




Mary me hace reír;


Mary me hace llorar;


Mary me hace feliz;


Mary es mi maestra...


El conejo seguirá entre nosotros